La Policía no detuvo a nadie: Intentaron vaciar Germaíz

0
846

A pesar de la faja de clausura, la rompieron para ingresar a la planta y empezaron a cargar máquinas y equipos muy costosos. El camión tenía la leyenda “ciudad de Campana”. Las tres personas que vinieron de afuera se fueron como si nada pero con el camión vacío.

Un camión con acomplado ingresó a la planta de la aceitera Germaíz con el objetivo de llevarse maquinas y equipos muy costosos. El único personal de seguridad dejó que el vehículo entrara a la fábrica que, con motivo de la quiebra, está clausurada. Es decir, rompieron la faja de clausura y la cinta peligro.

El camión tenía inscripciones de la ciudad de Campana. El chofer y el resto de los ocupantes empezaron a cargar el acoplado con distintos objetos, entre ellos, algunos muy pesados que tuvieron que transportar varios metros.

A todo esto, un trabajador de Germaíz (aún no están despedidos por quiebra) observó los ilegales movimientos y alertó a sus compañeros. Los delegados de planta Darío González y Ernesto Tejera fueron hasta la comisaría para que intervenga la fuerza pública y a su vez para radicar una denuncia. Desde la Policía Comunal enviaron dos móviles a la fábrica pero no permitieron que los delegados formulen la denuncia con la excusa de que debía hacerla el síndico.

González y Tejera fueron hasta Germaíz. No pudieron obtener mayores explicaciones del por qué el camión fue a retirar maquinarias y equipamiento, ni quién lo envío, ni quién lo autorizó. La empresa está en quiebra y debe ir a remate. No se pude tocar ni mover nada dentro de la aceitera, salvo que haya un peligro inminente con los solventes u otros químicos que quedaron depositados.

Hay un papel impreso que indica: “Poder Judicial de La Nación. Autos: Germaíz S.A. s/ Quiebra Exp. N° 8077/2016. Clausurado por disposición del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial N° 24, Secretaría N° 47”. Lleva la firma del secretario Santiago Medina.

La Policía Comunal estuvo en el lugar, observaron cómo se estaban “robando” las maquinarias y no aprehendieron a nadie. Los delegados lograron que quienes fueron a buscar las máquinas las descarguen del camión y los “visitantes” se fueron de la ciudad como si nada hubiera ocurrido. Y todo fue muy grave y sospechoso.

“No puede entrar nadie sin orden judicial, está decretada la quiebra por la jueza y la fábrica tiene fajas de clausura. Cuando llegamos a la fábrica había un camión adentro y estaba el portón cerrado. Ya habían cargado varias cosas y se querían ir”, expresó el delegado González a lo que Tejera agregó: “No sabemos por orden de quién entraron, la jueza decretó la quiebra con faja de clausura y consigna policial en la puerta. A nosotros el de seguridad nos dijo una cosa, el síndico nos dijo otra. Cometen un delito al romper la faja”.

González afirmó que “el camión decía Ciudad de Campana y vinieron tres personas. Como nosotros no podemos entrar a la fábrica le tuvimos que preguntar desde la calle quiénes eran y de dónde venían. No nos dijeron nada. Y el de seguridad lo único que dijo fue que le avisó el síndico. Pero después hablé con el síndico y me dijo que no dio ninguna orden de sacar cosas porque la empresa está con una quiebra decretada”.

Los delegados remarcaron que “en la comisaría no nos quisieron tomar la denuncia, fuimos a la fiscalía y tampoco nos dejaron denunciar. Nos dijeron que lo tenía que hacer el síndico”.

Publicado por La Autentica Opinión (Edición gráfica del 16/03/18)

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí