La ruptura que faltaba

2
41

 

moyano

La CGT concretará hoy una nueva ruptura. Los Gordos oficializarán su alejamiento en desacuerdo con la conducción de Hugo Moyano. Así queda en suspenso el resultado de la convocatoria al diálogo social y económico lanzada por el Gobierno. Los opositores al camionero, sin embargo, dejaron entrever a última hora de anoche que el Ejecutivo tenía en sus manos la llave para un acuerdo si lograban hacerle entender al camionero que en adelante deberá coparticipar su gestión. “La CGT no se fracturará. La pérdida de mi poder es relativa. Mi gremio tiene una importancia estratégica”, contragolpeó Moyano.la CGT.

El escenario de la fractura será una reunión en la sede porteña del sindicato de la Sanidad. Y los protagonistas serán el dueño de casa, Carlos West Ocampo, Oscar Lescano (Luz y Fuerza), Armando Cavalieri (Comercio) y José Pedraza (Unión Ferroviaria). Mientras que otros dos dirigentes, los denominados “independientes” Andrés Rodríguez (estatales de UPCN) y Gerardo Martínez (albañiles de la UOCRA) resolverán en el momento su continuidad o no en la central obrera.

La advertencia de ambos sectores puso en alerta máxima al Gobierno, que movilizó a la mitad del Gabinete para evitar la ruptura. El ministro de Planificación, Julio De Vido, el principal interlocutor del Ejecutivo con los gremios, intentó convencer a varios de los complotados. También hicieron gestiones el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi.

Para el Gobierno la concreción de una nueva fractura en la central obrera sería un golpe mortal para el Consejo Económico y Social. Los empresarios ya adelantaron que será inútil la convocatoria sin la participación de sindicatos como Comercio, UOCRA y Sanidad.

También representará una nueva derrota política luego de la debacle electoral del 28 de junio. Desde entonces el Ejecutivo perdió el respaldo de gobernadores, intendentes y autoridades del Partido Justicialista. Una CGT diezmada, sin Gordos ni “independientes”, hará inviable el avance del diálogo social y económico. Las miradas en esta línea apuntaban ayer a Eduardo Duhalde, que capitalizará cualquier desgajamiento de la central sindical.

Desde que se declaró la guerra interna Moyano eligió defenderse con maniobras de ataque. Por caso, contestó a una reunión de los opositores del lunes en la sede de la UOCRA con una andanada de críticas y calificativos como “caras de piedra” y entregadores de la clase obrera. Y hoy a la tarde reunirá a sus fieles en un acto programado en la sede de la CGT para agasajar a los sindicalistas que fueron candidatos en las últimas elecciones, como Omar Plaíni (canillitas), Julio Piumato ( judiciales) y Claudio Palmeyro (taxistas).

El portavoz de la fractura fue ayer Lescano. “Moyano cometió un error grave cuando agravió a los gremios de los Gordos. Nos ofendió y rompió la CGT. Él rompió la CGT”, le dijo a este diario el jefe del sindicato de Luz y Fuerza. El dirigente informó que recibió llamadas telefónicas del secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, pero aclaró que mantendrá su decisión de renunciar al cargo de secretario de Vivienda y Turismo en el Consejo Directivo de

Lescano dio por hecho que seguirán sus pasos Cavalieri (secretario de Acción Social), West Ocampo (su lugar en el Consejo Directivo lo ocupa Héctor Daer, como secretario de Prensa) y Pedraza (Cultura, Ciencia y Técnica). Hasta última hora de ayer no era tan clara la decisión de los “independientes”. Gerardo Martínez y Andrés Rodríguez recibieron durante toda la jornada llamadas de funcionarios para convencerlos de mantenerse al lado de Moyano. Si bien mantienen desacuerdos constantes con la gestión del camionero y le imputan no participar al resto de la cúpula sindical de sus decisiones, se trata de sindicalistas que dependen del Gobierno: Rodríguez, por ser el Estado el empleador de sus afiliados, y Martínez, por la obra pública para la construcción.

La CGT se mantenía unida (excepto por la escisión de Luis Barrionuevo, que con gremios aliados formó la línea Azul y Blanca) desde julio del año pasado. En esa ocasión los Gordos volvieron a ocupar asientos en el Consejo Directivo luego de tres años de alejamiento, también motivado por el personalismo de Moyano en la conducción a partir de su vínculo personal con Néstor Kirchner.

 

 

Fuente: criticadigital.com

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

2 COMENTARIOS

  1. Estos dinosaurios que han arruinado los gremios llenandolos de inutiles coimeros que defienden a los malos empleados u obreros porque de los buenos ni se acuerdan hay tarifazos en electricidad y gas pero no se enteran porque no salen a defender a la clase trabajadora ya que con el poder que tiene moyano y compania reclame al gobierno la derogacion de estos aumentos arbitrarios que van a recaer en los que menos tienen O TIENEN NEGOCIADOS CON EL GOBIERNO?????????????????????????????

  2. carancho tenes razon de que moyano y compania son unos dinosaurios del movimiento obrero,pero te digo que no metas a todos en la mismsa bolsa por que hay buenos y malos pero parece que a los medios les importa difundir a los malos ya que los grandes monopolios y empresas los tienen como accionista, no lo digo por fm diferente, si no por los grandes de verdad y no te olvides que los gremios son un mal necesario por que si no los habria seriamos esclavos del poder y a quien reclamariamos nuestros derechos……A macri o a los bunge…. se entiende

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí