La trágica muerte de «Capitán Optimista», el joven pediatra que recetaba sonrisas

0
1208

Antonio Cepillo Boluda murió en España a los 36 años. Quizás muchos no leyeron ni escucharon nunca su nombre, o el apodo de «Capitán Optimista», con el que llegó a ser conocido a nivel internacional. Sin embargo, este pediatra oncológico fue fundamental para cientos de chicos que a lo largo de los últimos años lucharon contra el cáncer.

Como si fuera una paradoja, el joven nacido en la ciudad de Albacete perdió la vida el 2 de abril, como consecuencia de la misma enfermedad para la que él recetaba sonrisas.

Su noble forma de trabajar ante los chicos que combatían el cáncer se popularizó en 2017. Los premios Hospital Optimista le concedieron el título de «Capitán Optimista» por colaborar como voluntario en distintos proyectos de pediatría en países en vías de desarrollo y por trabajar en el área de oncohematología pediátrica.

En 2017 Antonio fue reconocido como "Capitán Optimista". (Fuente: Twitter).
En 2017 Antonio fue reconocido como «Capitán Optimista». (Fuente: Twitter).

Su experiencia en primera persona con el cáncer la hizo pública un año antes, en 2016, durante un discurso de despedida a los médicos residentes. Allí explicó que había aprendido en cómo un médico no debe tratar a un paciente.

Cepillo Boluda se enteró que algo no andaba bien en su cuerpo cuando estaba cursando el tercer año de la carrera de médico residente en el Hospital Universitario de Albacete. Detectó que tenía un bulto y luego de realizarse varios estudios supo que debía combatir un cáncer, tal como lo hacían los chicos a los que él entretenía y animaba a reír

Cuando la historia del joven pediatra se volvió pública, personas de todo el mundo lo conocieron y felicitaron por su trabajo. Esas muestras de afecto se convirtieron en dolor la semana pasada, cuando se conoció la noticia de su muerte.

«Amigo, capitán, tu lucha, generosidad, amabilidad, altruismo y dedicación han sido y serán un ejemplo para todos. Un beso muy fuerte para la familia y amigos. Descansa en paz, Cepi», escribió, por ejemplo, el futbolista Andrés Iniesta en Instagram el pasado miércoles.

Los médicos, según el «Capitán Optimista», no deben sentir pena por los pacientes. Lo calificaba como el peor sentimiento. Y destacaba que sí deben sentir compasión y no hacer que la gente se sienta enferma. «No sean ese médico al que nadie quiere volver a ver», recomendaba.

tn.com.ar

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí