“Las cadenas de la Resistencia”. Una historia para contar

1
4566

11866383_10153218635163370_1049657276458543939_n

Por José María Villafuerte (Yoyi) – Todo empezó un día de Septiembre de 2010. Por aquel entonces, estaba lejos de mi país, realizando una muestra pictórica sobre Juan Manuel Fangio, debido al Centenario de su natalicio.

Recibo una llamada del intendente de mi ciudad, Pablo Guillermo Guacone, quien me decía que necesitaba hablar conmigo, a lo que me preguntó si me encontraba en mi atelier.

Su llamado no me había despertado la atención, dado que meses antes, le había realizado una obra para el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires con motivo de la inauguración del acceso al Puerto de nuestra ciudad.

Para tal encargo, retraté “La Gran Argentina”. Lancha con la que Daniel Scioli participó de diferentes carreras de Offshore y con la cual ganara el Campeonato de la especialidad.

En esos momentos estaba a 12.000 km de mi ciudad. Pero me pondría en contacto cuando regresara.

Los últimos días de Septiembre regrese y tal como lo había acordado, me puse en contacto. Al otro día tuvimos un primer encuentro en mi atelier y la sorpresa fue aún mayor cuando me solicitó, que necesitaba ineludiblemente que le hiciera una pintura muy especial. Debía recrear el combate de la Vuelta de Obligado.

La obra era para la Sra. Presidente Dra. Cristina Fernández de Kirchner con motivo de la inauguración del monumento en Vuelta de Obligado. Una obra que se le había solicitado al Artista Plástico Rogelio Polesello.

Si bien como habitante de la ciudad de San Pedro crecí conociendo lo que había sucedido en la Vuelta de Obligado, el libro de Eduardo Campos me permitió ponerme al tanto de los detalles relativos a la acción bélica y los elementos que pusieron en juego ambas partes para librarla.

Pero la paradoja era mayor aún dado que mi historia pictórica, durante más de treinta años, estuvo relacionada con el automovilismo. Con Juan Manuel Fangio y con la historia del Turismo Carretera.

1118_cristina_kirchner_telam_g.jpg_1853027552

Aquí había que recrear un momento de la batalla…y además, tenía que tener en cuenta, que el orfebre Joaquín Riggio iba a incrustar las cadenas que estaba realizando en Plata.

Haber recibido el encargo de realizar una obra artística sobre este hecho de soberanía nacional significó para mí un compromiso para con mis conciudadanos Sampedrinos y una gran responsabilidad para con la historia de mi pueblo.

Una vez plantada la obra, tome las proporciones de las cadenas y comencé el dibujo siguiendo perfiles y documentación que me acercó Eduardo campos.

En 20 días, y con muchas horas sin dormir, la obra estuvo finalizada.

Con las cadenas y el marco adecuado para este acontecimiento tan importante para los Sampedrinos y toda la región.

Así se gestó la obra. “ Las cadenas de la Resistencia”

13090000_10153741666468370_184009891_n

El billete que no fue

Luego de haber tenido el honor de que un Presidente de la Nación reciba un cuadro de mí autoría y tan cercano a nuestra historia, en el mes de marzo de 2015 me convocaron de la Casa de la Moneda porque la obra «las cadenas de la Resistencia» había sido seleccionada para formar parte de un nuevo billete de $20 el cual sería presentado el 20 de Noviembre al conmemorarse un nuevo aniversario del Día de la Soberanía.

Me solicitaron escribir la historia de la obra, datos históricos de la Vuelta de Obligado y detalles sobre la pintura que formaría parte del billete.

Todo ese material sería utilizado para el libro que acompañaría el lanzamiento del billete en homenaje a la Batalla de la Vuelta de Obligado.

Una vez entregado todo el material requerido por la Casa de la Moneda, se hicieron las pruebas de impresión en papel billete, pero nunca llegó a circular.

Año electoral, balotaje, cambio de gobierno y como tantas veces en la historia el proyecto quedó trunco y arrumbado en algún cajón.

Lo que sigue a continuación y a modo de cierre, es la documentación que junto al relato de cómo surgió la obra «las Cadenas de la Resistencia» fueron remitidos al gobierno nacional.

Me queda la alegría de haber podido crear una obra pictórica con una temática diferente a lo que he realizado toda mi vida la cual fue regalada a un Presidente de mí país y la desazón de que «las cadenas de la resistencia» no hayan llegado a las manos de todos los argentinos.

Prueba de impresión
Prueba de impresión

Datos requeridos por la Casa de la Moneda sobre la obra

A principio de la década de los años 90 del siglo pasado el gobierno nacional decidió lanzar una emisión de billetes por el valor de 20 Pesos ( los llamados entonces convertibles) tomando como tema central la figura de Don Juan Manuel de Rosas. En el reverso del billete se creyó conveniente recordar el Combate de la Vuelta de Obligado y para ello se tomó en un primer momento el cuadro de Barry, que representa tanto las naves atacantes, tras la barrera en primer plano, como una parte de las baterías. Luego se creyó adecuado pasar a utilizar en forma parcial la pintura de Chavannes, artista mucho más famoso que Barry, y como las naves son en este cuadro predominantes, se decidió lisa y llanamente eliminar las baterías. La participación argentina en el grabado se reduce a una parte de la barrera flotante que aparece sobre el fondo del grabado.

Hemos preguntado a diversas compatriotas qué es lo que ven en el dibujo del billete de 20 Pesos, sin hacer mayores aclaraciones del tipo de las que hemos hecho hasta ahora en esta comunicación, pues queríamos una opinión que mostrase la del ciudadano medio. Por supuesto influenciado por sus conocimientos previos y por el contexto evidente de que el grabado está impreso en un billete oficial del Estado Argentino. La mayoría cree que es una batalla entre naves, y preguntan a qué naciones pertenecen las banderas que se ven ondeando al tope de los mástiles. Señalemos que si estas banderas se miran con lupa no es posible distinguir con claridad su dibujo, hasta parecen algo borroneadas a propósito (un experto en este tipo de grabados podría dar una palabra definitiva al respecto). Además lamentamos tener que apuntar que nos ha quedado la sensación de que para la mayoría de los entrevistados la cuestión, contrariamente a nuestro parecer, carece de la menor importancia.

Las obras que tratan sobre este combate, al ser sus autores extranjeros, siempre lo muestran del lado del enemigo

Está claro que la actualidad de nuestro país demandaba una visión desde “nuestro lado”.

Es por eso que el primer boceto, lo tome como si estuviese a bordo de nuestro barco patrio, el Bergantín República, ubicado río arriba y defendiendo desde el agua, el avance de los invasores.

Los datos a los que el autor recurrió fueron obtenidos a una importante cantidad de documentos tanto de la Royal Navy británica como de la Armada de Francia. A ellos se le sumó la escasa documentación que guarda nuestro país y toda una serie de documentación inédita que fue hallada por estos años en los archivos de los juzgados de paz de las ciudades de San Pedro y San Nicolás y en el Archivo General de la Nación.

DSC03375

Un poco de Historia sobre la Batalla de la Vuelta de obligado

Para quienes hemos crecido en esta región, el combate de la Vuelta de Obligado ha estado siempre presente.

Padres y abuelos trasmitían a asombrados hijos y nietos, detalles de una batalla muy grande que había ocurrido hacía mucho en Obligado. Eso quedaba inscripto en el inconsciente de los chicos que, de grandes, repetían esa historia en forma oral a sus propios hijos y nietos.

Lo paradójico es que las maestras también lo repetían. Generadas por la misma sociedad, traían desde chicas esa historia con ellas, pero en la escuela no había ningún Combate en Obligado.

¡Y… los libros no traen nada! decían.

Los gobiernos militares –salvadores de la patria, se decían- prohibían cualquier homenaje a este hecho soberano.

Los arriesgados que deseaban homenajear el 20 de noviembre debían ir, silenciosamente, un día antes y recordar el combate, escondidos en medio del espeso bosquecito.

La llegada de la democracia en 1983 mostró el inicio de un cambio. La Vuelta de Obligado comenzó a existir oficialmente. Tímidamente empezaron a registrarse actos que solo convocaban los intendentes y sus funcionarios.

Con el transcurrir de la década de los 80 estos actos empezaron a contar con algún funcionario provincial o nacional, siempre de segundo nivel. Salvo los pobladores, a ellos no asistía gente. La falta de abordaje en las escuelas no había incorporado a este hecho en la cultura de los ciudadanos. Un difícil y polvoriento camino a la localidad, insoportable de transitar, hacía las cosas más problemáticas.

Llega 1990 y un presidente de la nación que llega al poder desde el peronismo hace realidad un sueño de muchos. Los restos del brigadier Juan Manuel de Rosas son trasladados a nuestro país. No pasará mucho tiempo para que los ciudadanos empiecen a percibir que esto no ha sido más que una manipulación que permita encubrir la más fenomenal “entrega” del país, similar en muchos aspectos contra la que el propio brigadier Rosas combatió.

En la población, al menos del lugar y la región, fue como si una aplanadora nos hubiese pasado por encima, y el escaso interés de la gente en los homenajes fue el denominador común de los años que siguieron.

La pequeña localidad de Vuelta de Obligado, no se sabe si unida o separada de San Pedro, por un camino imposible, seguía aislada e ignorada, como lo eran el general Mancilla, Thorne, de Alzogaray, Simonino y demás héroes del combate.

Pero llegó el año 1998, y con él, la decisión de un gobierno peronista en San Pedro de integrar la Vuelta de Obligado con el resto del partido a través de un camino pavimentado, más allá del costo económico que este tuviera.

A partir de ahí la Vuelta de Obligado estuvo a solo 15 minutos de San Pedro y la región comenzó a descubrir un sitio naturalmente bello como también bello era el hecho soberano de 1845. De a poco la Vuelta de Obligado comenzó a ser visitada por sampedrinos primero y ciudadanos de la región después.

2474_DSC_0155_g

Pero sería el 2010 el que cambiaría la historia. El 20 de noviembre de ese año la presidenta de la nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, dejaba inaugurado un monumento de homenaje a los héroes de 1845, realizado por el artista plástico Rogelio Polesello.

Pero este monumento iba a ser la punta de un iceberg. Debajo subyacía algo mucho más importante. Una jefa de estado ponía a la gesta de Obligado en el lugar que le correspondía en la historia y frente a todos los argentinos.

Hoy cientos y cientos de autos y decenas de micros llegan semanalmente a la localidad, alterando la paz y la tranquilidad de los habitantes, es cierto, pero también mostrando que hoy tienen su lugar en el mundo. Ya no es el pescado el único elemento de supervivencia. Innumerables emprendimientos, desde habitacionales hasta productivos, pasando por la generación de elementos y comidas regionales, las que permiten a los habitantes de la localidad un ingreso decente.

12963908_10153707570373370_8868263940336253695_n

Por el Lic. José María Villafuerte (Yoyi)

(Colaboró en el resumen histórico Eduardo Campos)
……………………………………………………………………………..

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

1 COMENTARIO

  1. Es un orgullo compartir con Usted » Profe Yoyi » 16 años en una escuela pública.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí