Los intendentes que pidieron licencia se dividen entre la transición al 2023 y no perder poder territorial

0
120

Con el cambio de la ley que limita las reelecciones, más de 20 jefes comunales que dejaron la gestión podrán volver a presentarse el año que viene. Qué opciones manejan

Las modificaciones que la Legislatura bonaerense realizó a la ley que limita las reelecciones indefinidas habilitó a que los 135 intendentes de la provincia de Buenos Aires electos en 2019 puedan volver a competir en 2023, más allá de que llevaran dos o más períodos consecutivos al frente de su municipio. De ese total, 21 habían pedido licencia antes del 10 de diciembre y tenían la posibilidad de ir por otro mandato, mientras que un intendente que había sido electo senador provincial, Walter Torchio, de Carlos Casares, debió presentar la renuncia, ya que el Concejo Deliberante no le aprobó la licencia. Ahora, esos 22 intendentes que pidieron licencia pueden volver a ser candidatos locales en las elecciones del año que viene. Sin embargo, no todos tienen los mismos planes en el horizonte.

Hay intendentes que siguen de cerca lo que pasas en sus distritos. Algunos tienen más presencia que otros y no quieren ceder territorio. “Ninguno va a querer perder el poder territorial que tienen, por eso la mayoría sigue gobernando desde afuera o al menos presente. Saben que si se quedan quietos pueden quedar afuera de todo”, describen desde el entorno de un intendente que antes del 10 de diciembre pidió licencia en su distrito del conurbano bonaerense.

Algunos intendentes, que actualmente están en uso de licencia, explicitaron que buscarían una reelección. Fue el caso, por ejemplo, del intendente -en licencia- de Escobar y hoy al frente de la Hidrovía, Ariel Sujarchuk. El dirigente se lo dijo al gobernador bonaerense Axel Kicillof en medio de un acto en su distrito luego de las PASO. “Los intendentes queremos la reelección”, dijo antes de que la ley efectivamente habilitara otro mandato.

Hay otros que, en cambio, adelantaron que no irían por la reelección en 2023. El actual ministro de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires e intendente en uso de licencia de Vicente López, Jorge Macri, es uno de ellos. El jefe comunal por el PRO, trabajará para la construcción de Horacio Rodríguez Larreta y una eventual disputa por la gobernación en el marco de una interna de Juntos. El distrito hoy está a cargo de Soledad Martínez, la ex presidenta de la juventud del PRO y diputada nacional que encabezó la lista a concejales en 2019. Jorge Macri espera que en este año de gestión Martínez construya la dinámica propia de trabajo para ser la candidata del espacio en las elecciones de 2023.

Otro intendente que está en uso de licencia es el de Merlo, Gustavo Menéndez. Hoy al frente del Grupo Bapro, Menéndez consiguió que el Concejo Deliberante de su distrito le vote el pedido de licencia al filo del reloj. En su lugar quedó su hermana, Karina Menéndez, quien fue funcionaria municipal en el primer mandato de su hermano y en las elecciones 2019 encabezó la nómina de concejales. El intendente en uso de licencia se mantiene muy cerca de la gestión diaria de su distrito, pero apuesta a que su hermana sea la candidata en 2023. De hecho, cuando se estaban debatiendo los cambios a la ley que limita las reelecciones indefinidas, el hoy titular del grupo empresarial del Banco Provincia había dicho que estaba de acuerdo con limitar los períodos de los intendentes a dos mandatos consecutivos, para evitar la perpetuación en el gobierno.

Hay intendentes electos en 2019 que migraron al gobierno nacional con cargos de peso. Gabriel Katopodis, de San Martín, se fue al ministerio de Obras Públicas; Jorge Ferraresi, de Avellaneda, es el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat y Juan Zabaleta dejó la intendencia de Hurlingham para ser ministro de Desarrollo Social de la Nación.

En San Martín, Katopodis sigue de cerca lo que pasa. El intendente es un leal suyo –Fernando Moreira– y además también tiene un trabajo de gestión intenso su esposa y hoy concejala, Nancy Cappelloni. Son varios los factores a tener en cuenta para pensar un regreso del ministro nacional al municipio. Hoy esa posibilidad es lejana.

Algo similar sucede con Ferraresi en Avellaneda. El ministro tiene un pie en el municipio. El actual intendente es Alejo Chornobroff y la esposa del funcionario nacional, Magdalena Sierra, es la jefa de gabinete del distrito. En Avellaneda hay presencia fuerte de La Cámpora, a través del senador provincial Emmanuel González Santalla, uno de los emergentes de la organización con base en la Tercera sección electoral. Al dejar el municipio, Ferraresi fue contundente sobre su sucesor interino: “Alejo va a hacer una gran tarea, va a ser un intendente comprometido, teniendo en cuenta la continuidad de las líneas que están determinadas”.

En tanto que en Hurlingham la foto es diferente. Zabaleta, al frente del ministro de Desarrollo Social, llevó a algunos funcionarios de su gabinete local a la función nacional y el distrito quedó a cargo de Damián Selci, un dirigente de La Cámpora. A la hora del cierre de listas el Frente de Todos estuvo a punto de quebrarse en ese distrito, incluso se llegaron a presentar dos listas: una impulsada por La Cámpora, que tiene al número dos de PAMI, Martín Rodríguez, como referente de la organización y otra por el propio intendente Zabaleta. Esa interna, que luego terminó sintetizada en una lista de unidad, marcó un punto de inflexión en la vida política del distrito y en vistas al 2023 no hay un horizonte claro.

Otros tres intendentes de peso en el conurbano migraron a funciones ejecutivas y legislativas a nivel provincial y, si quisieran, podrían ir la renovación a la intendencia en 2023. Son Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora y hoy Jefe de Gabinete bonaerense, Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas y actual ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia y el actual diputado provincial Mariano Cascallares, quien hasta asumir su banca el 9 de diciembre último era el intendente de Almirante Brown.

Hoy la intendencia de Lomas está a cargo de Marina Lesci, quien llegó a ese lugar tras ocupar el segundo lugar en la lista de concejales en 2019, detrás de Alberto Carasarrote quien falleció y presidía el Concejo Deliberante desde 2003.

Cascallares sigue de cerca la gestión diaria en Almirante Brown. Por ejemplo, días atrás junto al intendente interino, Juan Fabiani, recibieron al jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manzur, y al ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis para recorrer obras. Además, en casi todas las actividades que realiza Fabiani, Cascallares se hace presente.

Nardini también mantiene un ojo en el pulso de Malvinas Argentinas, hoy conducido por Noelia Correa. Para que no queden dudas, la intendenta utiliza en sus redes el hashtag #LeoEsNoe. Además de su función ministerial, Nardini también forma parte del esquema del Partido Justicialista y su destino personal en 2023 no está definido, aunque sigue cerca de Malvinas Argentina.

infobae.com

Comentarios de Facebook