Los tucumanos se despiden de Mercedes Sosa.

0
56

mercedes-sosa-32

Centenares de tucumanos visitaron durante toda la mañana la capilla ardiente instalada para que la ciudadanía pueda darle el último adiós a Mercedes Sosa, quien falleció hace nueve días en la Capital Federal.

Desde las 9, en que fue abierta la capilla instalada por el Ente Tucumán Cultura en la sede del ex Banco de la Provincia, ubicada frente a la plaza Independencia, muchas personas pasaron para dejar flores y otros obsequios delante de la urna que contiene las cenizas de la cantante oriunda de Tucumán.

Tal como sucedió cuando se instaló una capilla ardiente en el Congreso de la Nación hace ocho días, espontáneamente, hubo jóvenes y artistas locales que improvisaron zambas, milongas y cuecas, en homenaje a la folclorista.

Los tucumanos rindieron un último homenaje a «La Negra” hasta las 15:30, hora en que una caravana, encabezada por familiares de la artista, se dirigió hacia el paraje conocido como La Sala, en San Javier, localidad situada a unos 35 kilómetros de la capital tucumana, donde esparcieron sus cenizas.

La joven precisó que, por el momento, no está previsto colocar en La Sala (zona rodeada de montañas) ninguna placa ni levantar ningún monumento, ya que sólo se preocuparon porque «descansara en el mismo lugar en el que ella solía hacerlo cuando visitaba Tucumán”.

Los familiares cumplieron con el deseo de «La Negra” de que, cuando muriera, luego de cremarla, sus cenizas fueron esparcidas en Tucumán, donde ella había nacido hace 74 años y donde aún viven sus dos hermanos (Orlando y Fernando), en Mendoza, provincia por la que tenía especial afecto y cuna del Nuevo Cancionero y en Capital Federal, donde residía.

Fuente: Télam

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí