Los violentos antecedentes de “Ale”, el delincuente que murió en el choque con un patrullero en Villa Ballester

0
928

Este martes por la tarde en la esquina de Zárate y Hernández en Villa Ballester, una persecución a tres ladrones que huían sobre una moto Yamaha FZ robada poco antes terminó en heridos y muerte cuando una camioneta de la Policía Bonaerense los cruzó: los delincuentes salieron despedidos y golpearon el asfalto. Dos de ellos, Francisco Núñez y Sebastián Acosta, fueron trasladados al hospital Castex con heridas, visiblemente ensangrentados, uno de ellos con una fractura en el cráneo. Continúan allí hasta hoy.

El otro ocupante perdió la vida en el acto.

El caso quedó a cargo de la UFI N°3 de San Martín bajo la carátula de robo calificado. Acosta tenía antecedentes por violar la ley de drogas, Núñez ya había sido implicado anteriormente en el robo de un auto. La moto Yamaha había sido sustraída a un hombre de nacionalidad paraguaya, oriundo de San Miguel. En un momento, un llamado al 911 alerta sobre los tres ladrones y comienza el operativo cerrojo para detenerlos. Las cámaras del municipio de San Martín revelaron que poco antes dos de ellos le habían robado las pertenencias a un hombre en una esquina cercana al choque, golpearon a su víctima para amedrentarla.

Identificar al joven fallecido tomó tiempo. Finalmente su identidad se supo: Iván Alejandro Reynoso, de 28 años, oriundo de José León Suárez.

El legajo de antecedentes de Reynoso, apodado “Ale” por sus amigos, revela una serie de hechos calientes.

Iván Reynoso, en foto difundida por sus amigos en las redes sociales.

Iván Reynoso, en foto difundida por sus amigos en las redes sociales.

Reynoso fue acusado por primera vez en noviembre de 2012, una causa a cargo de la UFI Nº2 de San Martín. En abril del año siguiente volvería a caer, un expediente a cargo de la UFI Nº3 con la calificación de robo a mano armada. El arma, irónicamente, no servía para disparar.

En enero de 2014, “Ale” fue acusado nuevamente del delito de robo a mano armada en forma reiterada, otra vez en San Martín, con una causa a cargo de la UFI Nº5.

Su velatorio, luego de que su familia recuperara el cuerpo, comenzó ayer. Mientras tanto, la cara de Reynoso recorre Internet de una manera extraña y repudiable. El video de la persecución que le costó la vida se viralizó a través de WhatsApp en un paquete que incluía las fotos de su cadáver, vestido en un chaleco inflable, con el jogging gris despedazado por el roce de la caída, la expresión inmóvil en la cara.

Esa cara se usó para memes: Reynoso en escenas de Los Simpson, en el Bailando de ShowMatch, en gastadas de fútbol.

Su hermana escribió un mensaje ayer por la madrugada en su muro de Facebook: “Antes de hacer las cosas piensen en su mamá y en el dolor que les pueden causar, porque es feo verla destruida como hoy me toca verla a la mía. Ellos no los criaron para esto y en el momento que caen presos o les pasa algo peor ellas sufren, no los amigos que tienen cuando hay plata, mujeres y autos. Hoy en día a los policías no les importa nada, ni tu familia. Dejen de tomar estas decisiones de mierda. No es una vida justa”.

infobae.com

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí