Mafia de los medicamentos: echan al funcionario bonaerense involucrado

2
57

costa

El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Claudio Zin, le pidió hoy la renuncia a su subsecretario de Control Sanitario, Alberto Costa, quien había quedado complicado en una causa que investiga la venta de medicamentos gratuitos provistos por el Estado y el robo y adulteración de remedios.

Poco antes, el juez federal Norberto Oyarbide había revelado que, en las escuchas telefónicas que la Justicia tiene en su poder, Costa aparece «en diálogos muy complicados» con el empresario farmacéutico Néstor Osvaldo Lorenzo, detenido en la causa que investiga una mafia de medicamentos.

«A raíz de las declaraciones públicas del juez Oyarbide que involucran a un funcionario de la cartera sanitaria en una investigación sobre medicamentos, Zin le solicitó la renuncia al subsecretario de Control Sanitario», informó el Ministerio en un comunicado. El funcionario será reemplazado por la actual diputada provincial, Silvia Caballero.

El texto de la cartera de salud del gobierno de Daniel Scioli aclara que esa dependencia «no tiene ningún vínculo comercial con la empresa San Javier, cuyo titular es Néstor Lorenzo, y que la empresa no forma parte» de su registro de proveedores. También señala que Silvia Caballero ya había sido designada para ocupar el lugar de costa desde el 10 de diciembre, cuando vence su mandato como legisladora.

En declaraciones que formuló esta mañana a periodistas que lo aguardaban en la puerta de su casa, Oyarbide confirmó además que en el allanamiento que realizó en la casa de Lorenzo encontró «una serie de facturas que tienen que ver con posibles aportes a la campaña presidencial» de Cristina Kirchner, en 2007.

«La prueba fundamental está centrada en importantes escuchas telefónicas, altamente reveladoras, que dan cuenta de conexión de importantes figuras de nuestra sociedad que se dedicaban abiertamente a la comercialización y adulteración de medicamentos oncológicos y para HIV», agregó.

El juez detalló que «también se vendían medicamentos robados que estaba prohibido comercializar porque eran medicamentos que el Ministerio de Salud debe entregar en forma gratuita». Y precisó que en la Obra Social Bancaria (OSBA) se entregaban «medicamentos que no surtían efecto en el paciente y habían sido vendidos por la droguería San Javier».

La propiedad de la droguería San Javier se atribuye a Lorenzo y los medicamentos, agregó el juez, eran «entregados por Baires Med, que estaba vinculada a (Sebastián) Forza», uno de los tres empresarios asesinados en el denominado triple crimen de General Rodríguez.

Por último, Oyarbide pidió a las personas que hayan recibido medicamentos provistos por OSBA y advertido que los tratamientos no surtieron efecto que se dirijan a su juzgado.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

2 COMENTARIOS

  1. otro corrupto mas del gobierno justicialista k y van… HASTA CUANDO TANTA MAFIA? ESTO NO ES ANTIDEMOCRATICO?

  2. Espero que, aparte de echarlo le hagan un juicio no sólo por incumplimientos de sus deberes de funcionario público, sino como estafador!!!!!!!!!!es una vergüenza!
    Ahora..a quién se los vendería porque por ley nacional estos medicamentos son de distribución gratuita, deberían investigar que institución pagaba estos insumos no?

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí