Maradona fue presentado como entrenador de Gimnasia: “No soy ningún mago, vengo a trabajar”

0
81

Diego Armando Maradona finalmente fue presentado como entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata, en el estadio “Juan Carmelo Zerillo” y ante más de 25 mil hinchas. El Diez rompió en llanto al ingresar a la cancha en la previa del primer entrenamiento y aseguró que después de dirigir a la Selección Argentina le “hicieron una cruz y todos sabían todo”.

Con humo azul y blanco, una bandera gigante del “Lobo”, otros “trapos” con la cara de Diego, arengas, lágrimas, y todo el cancionero de la hinchada, el “Bosque” se vistió de fiesta para el comienzo de la revolución que generó la llegada del astro a La Plata.

“Nos vamos a matar corriendo en esta cancha”, empezó Maradona,  y disparó: “Por supuesto que quería dirigir en Argentina, el tema era otra personas, eran Blatter y Grondona, que apuraban a los presidentes para que no me contraten”.

En tanto, les dijo a los hinchas: “Ustedes van a ser los que nos den la fuerza para ganar los partidos, ¡y los vamos a ganar! El domingo nos vamos a jugar la vida. Acá no se juega con revólveres, acá se tira el centro atrás y se la da al compañero para que festejemos todos juntos”.

Un rato más tarde y en conferencia de prensa, Diego expresó: “Viví muchas cosas hermosas, el nacimiento de mis hijas, de mis hijos, pero el corazón creía que se me iba a reventar cuando salí a la cancha”, y añadió: “Ahí me frenó alguien de arriba, no quiero ser un llorón, pero hoy me sentí en el cielo, vine a visitar a mi mamá otra vez, en la cancha estaba hablando con ella”, agregó, al recordar a Doña “Tota”.

“Pensaba en volver a dirigir, pero no pensaba en un lugar como este. Fue increíble. No creo que haya sido para tanto lo mío, pero la gente estaba embalada y no la podía frenar. Siempre trabajo, cuando estuve mal, me ayudó mucha gente, otra gente se ha borrado. No soy de mármol, soy de carne y hueso”, continuó Maradona.

En el cierre de la conferencia, Giselle Fernández, la hermana de Cristina Kirchner le regaló un rosario de la madre fallecida, Ofelia Wilhelm, y con lágrimas en los ojos le agradeció por haberse puesto al frente del “Lobo”. “Sos el más grande. Gracias por haber venido a dirigir a Gimnasia. Estamos muy agradecidos”, dijo la hermana de la ex jefa de Estado.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí