Masivas marchas en General Pico y Santa Rosa para reclamar justicia por el crimen de Lucio Dupuy

0
92

 

El crimen de Lucio Dupuy, el niño de 5 años asesinado el viernes en Santa Rosa, conmueve por estas horas a toda la provincia de La Pampa. Con el objetivo de pedir “Justicia”, una multitud se movilizó esta tarde en General Pico para acompañar al papá del nene, Christian Dupuy; el tío, Maximiliano Dupuy; y los abuelos Ramón Dupuy y Silvia Gómez. Por el hecho, están detenidas la mamá del nene, Magdalena Espósito Valiente (24), y su novia, Abigail Páez (27).

La cita fue pactada para las 18 en la “Plaza San Martín” de General Pico, donde se reunieron vecinas, vecinos y familiares. Hubo banderas, globos y carteles con distintas leyendas. “Que las asesinas paguen”; “Con los niños no”; “Hoy es Lucio, mañana podría ser tu hijo”; “Justicia por Lucio” decían algunas pancartas improvisadas por los vecinos sobre cartulinas de colores. Según informa El Diario de la Pampa, en la capital pampeana también se realizó una importante concentración en el centro de la ciudad.

La movilización en Pico duró cerca de una hora. Hacia el final, Christian Dupuy agradeció el acompañamiento entre lágrimas. “Esto nos da fuerza aunque no hay palabras de consuelo. El alma rota nos va a quedar por el resto de nuestras vidas. Pedimos nada más que se haga justicia y que paguen los que tengan que pagar”, dijo totalmente quebrado.

“A mi hijo no me lo devuelve nadie. Que se pudran en la cárcel. No voy a descansar hasta que tengan lo que se merecen todos los que no se hicieron cargo”, reclamó mientras una multitud lo aplaudía.

Lucio tenía cinco años. Por su asesinato están detenidas su mamá y la parejaLucio tenía cinco años. Por su asesinato están detenidas su mamá y la pareja

Maximiliano Dupuy, hermano de Christian y tío de Lucio, quien en un momento tuvo la custodia del chico, dijo que “hay dos mujeres que son las culpables de lo que le pasó, pero hay una Justicia atrás de todo esto que apoyó lo que pasó”. Según cuenta El Diario de La Pampa, el hombre reclamó que cuando la madre fue a buscar a Lucio a General Pico para llevarlo a vivir con ella “nadie hizo nada para impedirlo”.

“Ahora salen denuncias, pero hace mucho que pasaba esto y nadie hizo nada. La madre manejaba todo: si lo veíamos, si viajaba, dependía de ella. No nos movimos todo este tiempo porque ella no quiso, y como la Justicia la amparaba nosotros no podíamos hacer nada”, insistió el tío de Lucio.

Estuvieron presentes el papá de Lucio, Christian Dupuy; el tío, Maximiliano Dupuy; y los abuelos Ramón Dupuy (en el centro acariciando la imagen de su nieto) y Silvia Gómez (Foto/ El Diario de La Pampa)Estuvieron presentes el papá de Lucio, Christian Dupuy; el tío, Maximiliano Dupuy; y los abuelos Ramón Dupuy (en el centro acariciando la imagen de su nieto) y Silvia Gómez (Foto/ El Diario de La Pampa)

Según La Arena, los manifestantes que marcharon en Santa Rosa, luego se dirigieron hasta la Comisaría 6ª de la Policía de La Pampa, ubicada en la intersección de las calles Unanue y Piquillín del barrio Butaló, donde una de las mujeres imputadas en la causa está detenida.

De acuerdo con el mismo medio, una vez que arribaron a la dependencia policial, algunas personas se acercaron a la zona donde se encuentran las celdas y rompieron un vidrio. Fuentes en el lugar del hecho, le confirmaron a La Arena que unas pocas personas empezaron a tirar piedras contra el edificio y eso generó disturbios entre los mismos manifestantes porque algunos no estaban de acuerdo con esa acción.

Minutos después, un móvil policial arribó al lugar y sufrió la rotura de sus vidrios, en tanto que otro vehículo fue prendido fuego. El frente de la comisaría fue pintado con grafitis que decían “asesina”, “policía corrupta” y “gobierno protector de asesina”.

En La Pampa, tras la movilización, algunos vecinos fueron hasta la Comisaría 6° donde está una de las detenidas e hicieron un escrache (Foto: La Arena)En La Pampa, tras la movilización, algunos vecinos fueron hasta la Comisaría 6° donde está una de las detenidas e hicieron un escrache (Foto: La Arena)

El caso

El crimen de Lucio Dupuy sucedió el viernes por la noche, en un departamento ubicado en la calle Allan Kardec 2385 de la ciudad de Santa Rosa. Al comienzo, la actitud de la madre biológica del niño, Magdalena Espósito Valiente y su novia, Abigail Páez no resultaba sospechosa. Fueron ellas quienes llevaron al niño en brazos, hasta una de las sedes policiales. Según informó la prensa local, el chico llegó a la dependencia con convulsiones y desvanecido. El personal intentó reanimarlo con RCP, hasta que fue trasladado al Hospital Evita de la zona.

En el centro de salud, los médicos no pudieron salvarlo. Desde entonces, los indicios indicaban que tenía varios traumatismos y antiguas lastimaduras visibles; los profesionales de la salud constataron que el nene tenía sangre en la boca y hematomas en varias partes del cuerpo, según informó El Diario de La Pampa. En ese momento, la madre no se autoincriminó y habría dado distintas versiones sobre lo que pasó con el chico, entre ellas, un intento de robo.

La autopsia realizada durante la madrugada corroboró que Lucio falleció por una hemorragia interna, ocasionada a raíz de las agresiones y contusiones.

Tras la confirmación de la muerte, la Justicia dictó allanamientos en la casa que compartía la pareja con el niño. A las mujeres les secuestraron los celulares y, finalmente, le ordenaron su detención. La causa quedó a cargo de la fiscal Verónica Ferrero, en conjunto con la Unidad Funcional de Género, Género, Niñez y Adolescencia de La Pampa.

Comentarios de Facebook