Morir por un error en un diagnóstico médico

0
108

pasillo_hospital-300x272

Ana tenía 39 años y dos hijos. Comenzó con un dolor estomacal y le diagnosticaron gastritis. En realidad estaba teniendo un ataque cardíaco. Cuatro horas después murió ante los ojos de su madre y su hija de 16 años

Marta Calatayud perdió una hija por lo que ella calificó como “trágica experiencia” y alertó sobre los protocolos médicos para atender a una persona. A Marta se le murió su hija de 39 años en los brazos y aún espera que alguien le explique por qué.

Ana comenzó con un dolor estomacal, llamaron al servicio de emergencias y el primer profesional que la evaluó le diagnosticó gastritis. En realidad, la mujer estaba teniendo un ataque cardíaco. Cuatro horas después fallecía ente los ojos de su madre y su hija de 16 años.

Marta relató su “trágica experiencia” en una carta de lectores enviada al diario La Nación. A continuación se reproduce el contenido de la misma:

Infarto en la mujer

Deseo que esta triste historia que voy a contar sirva como advertencia para que “nunca más” suceda. Mi hija Ana, de tan sólo 39 años, murió de un ataque cardíaco. Una pérdida irreparable y absurda a la que no nos podemos resignar. Comenzó con un fuerte dolor estomacal. Llamé a Medicus. Vino un médico del servicio de emergencias. Dijo que era una gastritis. Le dio unos medicamentos y le hizo una broma: “Mami, hoy no tomes mate”. Ana seguía sintiéndose mal, sumándosele una fuerte transpiración y dolor en ambos brazos, por lo que volví a llamar a Medicus, pero esta vez no vinieron. La última llamada la hizo su hijita, que llorando les dijo: “¡Por favor que venga un médico, mi mamá se muere!”. Al rato llegó la ambulancia, pero ya era tarde. Ana había muerto de un infarto que duró aproximadamente cuatro horas. Después de que comprobaron su muerte, nos dijeron que no podían firmar el certificado de defunción por razones “éticas”, debido a que estaba muerta cuando llegaron. Estuvimos con Ana muerta en su cama más de cinco horas. Aún esperamos que alguien nos explique: ¿por qué pasó?

Consulté en la Fundación Favaloro si los síntomas de un ataque cardíaco son los mismos en hombres y mujeres. La respuesta fue: “Según la Organización Mundial de la Salud, a nivel mundial, las enfermedades cardiovasculares, a menudo consideradas un problema “masculino”, son la principal causa de muerte entre las mujeres y los síntomas también suelen ser diferentes, pudiéndose manifestar con sensación de falta de aire, transpiración excesiva, dolores abdominales, náuseas y vómitos, entre otras”. Recomiendan llamar inmediatamente a un servicio de emergencias porque cuanto más rápido se la asista, mayores son las probabilidades de sobrevivir. Yo hice eso, pero no sirvió.

Deseo además que esta trágica experiencia sirva para que las empresas sepan que no puede jamás un médico de emergencias confundir en una mujer un infarto con una gastritis.

Infobae/salud

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí