Muelen a trompadas y queman vivo al único detenido por el crimen de Araceli Fulles

0
646

Darío Gastón Badaracco murió este domingo en el hospital de Olavarría, luego de haber sido atacado por dos compañeros de celda, quienes le golpearon y lo quemaron vivo.

Badaracacco estaba preso en la celda 766 del pabellón 10 de la cárcel de Sierra Chica, por el crimen de  Araceli Fulles, hallada estrangulada y enterrada el 27 de abril de 2017 en el domicilio del sospechoso.

Según fuentes la confesión de uno de los involucrados, se trató de una «disputa entre presos», que se «tenía que arreglar de esta manera».

La causa que investigó el crimen de Fulles ya fue elevada a juicio, pero aún no tiene fecha de inicio. Y tras la muerte del único arrestado, que estaba acusado de «homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por una o más personas y femicidio», no queda nadie tras la rejas ligado a la causa.

Este episodio ocurre a pocos días del pasado 2 de abril en que los familiares y amigos de Fulles volvieron a pedir «Justicia por Araceli», a dos años del crimen de la joven de 22 años.

La causa por el crimen de Araceli tiene otros ocho imputados que esperaban el juicio en libertad, tras los recursos presentados por sus abogados: Hernán Badaracco, hermano de Darío; Marcelo Escobedo; Carlos Damián Cassalz; los hermanos Jhonatan yEmanuel ÁvalosHugo CabañasDaniel Alanis y Marcos Ibarra.

cronica.com.ar

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí