¿Nadie va a parar esta locura?

0
21

Hoy llegó a Baradero la revista PRONTO y nos encontramos que en su editorial era dedicada exclusivamente al caso de la tragedia ocurrida en Alsina, a continuación transcribimos textual lo publicado:

¿NADIE VA A PARAR ESTA LOCURA?

La semana pasada murieron dos mujeres de las que todos deberíamos estar hablando: María José Giménez, de 36 años, y María de los Ángeles Silva, de 42, madre de siete hijos. Ambas bomberos voluntarias de Alsina, en Baradero, y salieron a enfrentar el fuego en un campo de grandes proporciones, propiedad de una firma suiza que, se presume, lo habría provocado. Esto es al menos lo que sostiene Javier Ferlise, director del consejo de federaciones de Bomberos Voluntarios de la Argentina: “Analizamos plantear acciones legales –dijo-, ya que creemos que fue intencional para mejorar pasturas para el ganado”.

Desde comienzos de año se han sucedido centenares de incendios en la zona norte de la provincia de Buenos Aires y el sur de Entre Ríos, incluyendo terrenos de isla y continentales, provocando accidentes fatales de transito y cortes de ruta. La peligrosa modalidad, que resulta criminal por las características de la zona, coincide con el aumento de la superficie sembrada con soja en la región, lo que hace que el ganado sea desplazado a sectores antes considerados marginados.

Y aquí cabe preguntarse hasta cuándo se va a tolerar esta impunidad. Para que algunos mejoren sus ganancias, ¿seguirá muriendo gente como si nada? ¿Se necesitará una reunión del Mercosur-la principal ruta pasa por allí-para terminar con semejante disparate? ¿Alguien se imagina qué le pasaría a un empresario agropecuario si hiciera algo semejante en países como Francia o Estados Unidos?

¿En la Argentina, en cambio, van a tener que hacer la denuncia los propios bomberos voluntarios? Señores, está la justicia que tiene que actuar de oficio. Están los gobiernos de las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos y está el gobierno nacional. Si queremos parar con la locura, debe haber una investigación y un castigo ejemplar. De lo contrario, se seguirán perdiendo vidas en accidentes de tránsito y acciones heroicas de gente que pasarán al olvido.

Entre tanto acto y declaraciones y tanto móvil que da vueltas buscando la última noticia, poco se habló de María José y María de los Ángeles. A las dos las olvidamos en medio del fuego.

Editorial Revista Pronto Nº630 del 27 de agosto de 2008

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí