«No será el robo del siglo, pero es el robo del milenio»

0
78
Los ladrones que el sábado por la noche violentaron 218 cajas de seguridad de la sucursal Congreso del Banco Macro escribieron este mensaje con aerosol en una de la paredes de bóveda la entidad, rememorando el robo a la sucursal del Banco Río en Acassuso.

Además, los delincuentes capturaron tres rehenes, anularon las alarmas en el sector donde trabajaron y si bien hay videos de su irrupción al banco, se trata de pocos segundos porque apuntaron las lentes hacia el techo.

«Este no es el robo del siglo, es el del milenio», dice la frase pintada con aerosol en una de las paredes del sector de la bóveda de la entidad, según contó a Télam un jefe policial.

La frase burlona emula y hace referencia al denominado «Robo del Siglo» cometido el 13 de enero de 2006 en el Banco Río de Acassuso, donde cinco delincuentes violentaron 145 cajas de seguridad y escaparon con ocho millones de dólares y kilos de joyas por un túnel dejando a 200 policías en ridículo, hecho por el que actualmente hay cuatro imputados sometidos a juicio oral.

En aquel robo, los ladrones dejaron un cartel impreso en computadora con la frase: «En barrio de ricachones, sin armas ni rencores, es sólo plata y no amores».

Los investigadores, encabezados por la fiscal de instrucción porteña Viviana Fein, realizaban esta mañana una inspección ocular con peritos de la policía científica en el banco situado en avenida Callao 264, a poco más de dos cuadras del Congreso de la Nación.

Tres fuentes de la investigación aseguraron a Télam que no fueron 30 las cajas de seguridad «barreteadas», como trascendió ayer, sino las 218 que hay en el banco las que fueron violentadas.

Ayer, la fiscal Fein ordenó no ingresar al sector de cajas hasta realizar hoy la inspección exhaustiva con los peritos en rastros. Sin embargo, los jefes policiales y el gerente del banco pudieron asomarse por un boquete y allí advirtieron que era la totalidad de las cajas las que fueron abiertas.

«Estaban todas abiertas. Y no usaron nada sofisticado, las abrieron a martillazos y barreteando», dijo a Télam uno de los investigadores.

Dos jefes policiales confirmaron a esta agencia que el banco informó que en total había 218 cajas de seguridad, pero sólo alrededor de 100 estaban alquiladas por clientes.

Los voceros también explicaron a Télam que el robo comenzó alrededor de las 22.30 del sábado cuando los ladrones aprovecharon que el sereno de la Escuela Superior de Higiene y Seguridad Industrial que funciona arriba del banco, había pedido una pizza.

«Cuando bajó a recibir la pizza y el chico del delivery se retiró, los delincuentes lo interceptaron y subieron con él a la escuela», dijo a Télam una de las fuentes consultadas.

El mismo vocero explicó que como había un indigente durmiendo en la puerta, también lo capturaron y que el tercer rehén fue el hijo del sereno.

Los tres fueron encerrados en una habitación, mientras los delincuentes se dedicaron a hacer un boquete en el piso de la escuela con el que llegaron al banco.

Los investigadores creen que los asaltantes tenían algún conocimiento técnico o algún equipo sofisticado porque anularon tanto la alarma antisísmica, como la que detectan movimiento.

Las fuentes contaron a Télam que hay videos del momento del ingreso al banco, pero se trata de unos pocos segundos en los que las cámaras sólo enfocan a un encapuchado que se acerca para direccionarlas hacia el techo.

La Jefatura de la Policía Federal puso a trabajar en el caso a varias divisiones específicas para lograr esclarecer el hecho.

El caso es investigado por la comisaría 5ta, las divisiones Fraudes Bancarios, Robos y Hurtos y los expertos de la Policía Científica. Varios clientes del banco se acercaron hoy a la entidad a la espera de conocer la suerte de sus cajas de seguridad.

Télam

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí