Opinión: «No es tiempo de marchar, es tiempo de sumar»

0
341

Fernando Enrique Bogado

DNI 20315199

En estos tiempos de desconcierto y de falta de debates de ideas, fluye el oportunismo y la especulación. La dirigencia política no tiene que ser el furgón de cola de los medios de comunicación ni de los trasnochados que buscan el caos y apuestan a cuanto peor – mejor.-

Un dirigente debe ser quien trasmite calma al caos, quien señala un camino, una esperanza y una salida con soluciones democráticas. Sabemos que según la ciencia política están los otros, quienes de la noche a la mañana se creen dirigentes porque aprovechan de la coyuntura y se adueñan de un reclamo circunstancial. Eso no estaría mal si el reclamo del que nos adueñamos es un reclamo racional.-

Un dirigente de una fuerza política no puede convalidar el reclamo basado en que está en “riesgo la república”; y no lo puede hacer porque “eso es mentira”.- Nuestra república no está en riesgo. Los resortes institucionales de nuestro país impiden locuras o remedios antidemocráticos.

Tenemos un estado consolidado  con cimientos sólidos, eso no es retórica, eso es verdad. No lo pongamos en riesgo nosotros mismos. Tanto en nuestro país como en la región hubo experiencias en ese sentido.

Las reformas estructurales de nuestro estado requieren mayorías especiales;   para esos casos,  existe paridad en el Congreso Nacional.

Tampoco podemos exacerbar a quienes cansados de la cuarentena dispuesta por una pandemia mundial salen a poner en riesgo la vida del otro. Es lógico y entendible el cansancio, sabemos de las consecuencias que está causando a un importante sector de nuestra sociedad, en especial a los adultos mayores. Debemos trabajar en la contención y en medidas de  cuidado individual.-

Por eso estimo que no es momento de marchar, sino que es momento de sumar.

Es loable el trabajo conjunto del gobierno Nacional con el Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta, o con el Gobernador de Jujuy Gerardo Morales y con los demás gobernadores de signo político distinto al del gobierno nacional.

Estoy cansado de estos antagonismos, trabajo y lucho todos los días para que exista convivencia democrática.- Porque no hago retórica, escribo estas líneas, que seguramente recibirán críticas de propios y alabanzas de otros.-

Hay quienes pregonan por eliminar una grieta, pero su actitud no hace más que ensancharla, con el agravante de ser parecida a la de tiempos pasados.

Debemos saber que las grietas fueron, son y serán parte de nuestra histórica composición social, ojalá algún día la eliminemos, pero eso no me quita el sueño. El sueño me lo quita la dirigencia política con conductas irracionales, violentas y peligrosas.-

Sintiéndome parte de nuestro sistema político, me veo en la obligación de expresar mi idea, que seguro no es la idea de muchos que integran mi mismo espacio, pero tal vez,  nos sirva para el debate. Hoy la acción política pasa por repartir bolsas de mercadería y promover  roperos comunitarios.- No está mal, pero la dirigencia debe volver a debatir ideas.

Estoy convencido que la República se pone en juego cuando  la dirigencia política no está a la altura de las circunstancias e intenta posicionarse adueñándose de reclamos irracionales.-

 

 

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí