Opinión: «No se dejen robar los sueños» por Alvaro Centurión

0
619

Voy a comenzar diciendo que siempre me gustó contestar con argumentos, si no estoy convencido, tengo dudas o no sé, me llamo a silencio. En este caso lo haré criticando responsablemente y argumentando de buena fe y con suficiente conocimiento de causa, ya que conozco el gremio desde sus profundas entrañas. Trataré por consiguiente responder en detalle cada uno de los puntos que aquí se mencionan. Para nada se trata de convencer a nadie de no asistir a un acto público y de total libertad de expresión, todo lo contrario. Sino que es un simple llamado a la reflexión. Es una obligación moral que siempre tuve y seguiré teniendo, la de plantar la semilla que abra el pensamiento de los que me rodean.Hablo de apertura de pensamientos, de brindar otra visión de la realidad. De dar mi opinión, sin que necesariamente ésta sea la verdad, ya que por principios, lejos estoy del pensamiento único propio del fascismo, y al que siempre he combatido a mi manera. En este caso, con mis ex compañeros, no será la excepción:

“CON MOTIVO DE EVITAR LA DESINTEGRACIÓN DE LA PATRIA”
Por definición, la patria, del latín patria (familia, grupo, clan) es el lugar en común donde los mismos nacen, o adoptan como propia, y que los une por diversos vínculos, ya sean históricos o culturales. Tal definición ligada a la tierra, no puede ser tan ocasional, en tiempos dónde se descubre propiedades tras propiedades en miles de hectáreas, a nombre ex funcionarios, supuestos testaferros, sindicalistas de rubros diversos, contratistas de obra pública, etc. y que por supuesto, adquiridas en operaciones plagadas de sospechas. Lo curioso es, como dirían los sabios abuelos, que la tierra no se destruye, no se va. No se la llevan, seguramente los antemencionados invirtieron en tierra por algo. Lo cierto es que la paria cómo tal, no se va a desintegrar, en todo caso y en honor a la verdad y desde el lado en el que se quiere instalar esta farsa, a lo sumo fue usurpada o adquirida de forma indebida por los mismos.

1_“Rechazo de todo intento de reforma laboral” Tema álgido si los hay… Desde ya que el rechazo absoluto y la negación de la palabra es una práctica poco deseable, sobretodo viniendo de personas que deberían ser ecuánimes, centradas, de carácter templado, de fueres convicciones y de conocimiento de causa. Obviamente que la negativa a la discusión deja en descubierto las propias falencias, aquel que está convencido de que lo que dice es real y es consecuente con sus actos, tiene argumentos más que necesarios para sentarse en cualquier mesa de discusión y salir victorioso. Más allá de esto, el tema debe ser analizado en profundidad. Vivimos en un país dónde lamentablemente hemos quedado estancados en varios aspectos en los cuales en otros momentos de la historia supimos ser de avanzada, y que por comodidad, muchas veces o avaricia otras, no se ha permitido una evolución por el riesgo de perder privilegios adquiridos (siempre hablando de clase dirigente). Las leyes laborales es uno de ellos, como lo es, por consiguiente, la ley de entidades sindicales, o la ley tributaria, que terminó oprimiendo sólo al que genera riqueza. Sobre esto quiero hacer incapie, es necesario urgente una reforma laboral para no perder competitividad con el mundo, la misma echa responsablemente generaría más empleo. Obviamente que para que esto se dé es necesario una reforma tributaria, la cual quitaría presión sobre los que producen, y de esta firma, tanto empleados como empleadores tendrían más rango de acción en cuanto a la reforma de la primera. Por lo tanto, para que haya una reforma laboral primero debe haber una tributaria, “Conditio sine qua non”, una gran masa de trabajadores serían aliviados del castigo diario en sus bolsillos y los empresarios serían aliviados del castigo tributario. Una mesa de negociación en estas condiciones es viable y beneficiosa para ambos, cosa que aportaría al crecimiento de nuestro país. No debemos olvidarnos de la pata indispensable de la mesa, ya nombramos empresarios, gobierno (indirectamente) y trabajadores. Nos faltan sus representantes… para que todo esto sea posible y el resultado sea el más equilibrado y justo para todas las partes es necesario que la representación de los trabajadores sea lo más real posible. De ahí se desprende una reforma de la ley de asociaciones sindicales, tan retrasada como necesaria. De no existir dicha reforma es probable que los representantes de los trabajadotes se sienten en la mesa de negociación, pero para tratar en primer término sus propios intereses particulares, como ya viene sucediendo a lo largo de la historia. No es novedad que cada vez que un tema urticante sale a la luz, son los propios sindicalistas quienes quedan de brazos cruzados y callados la boca al recibir por ejemplo el tan conocido y codiciado “Fondo Solidario de Redistribución” . Tal mecanismo de extorsión viene siendo una relación simbólica entre los distintos gobiernos y los sindicatos desde la caída de peron en el 55. No confundamos esta relación con mutualismo, sería un error común hacerlo, en esta relación siempre hay un perjudicado principal, el trabajador, y secundario, el conjunto del pueblo argentino.
Qué mejor que ante una discusión tan importante como lo sería una reforma laboral, se sienten en la mesa los propios interesados, y para que esto suceda sin consecuencias trágicas, es necesario que sea de una manera plural y representativa. Por lo tanto antes que una reforma tributaria y laboral, es necesario reformar la ley de asociaciones sindicales, dónde, entre otras cosas, es indispensable que las elecciones sean normalizadas por la justicia electoral, dónde se prohíba la reelección indefinida, dejando la posibilidad de una sola reelección a todos los cargos, incompatibilidad con cargos electorales, obligatoriedad efectiva de la participación en la conducción para las minorías que obtuvieran el 25 por ciento de los votos, equidad de género en relación al padrón de afiliados, por nombrar sólo algunas cuestiones. Con los trabajadores realmente representados y sin intereses personales que se vean afectados es posible una reforma laboral orientada en primer término al blanqueo de la totalidad de los trabajadores en relación de dependencia, endurecer la lucha contra la evasión en la Seguridad Social, creando un fondo de cese dónde sea el empresario quien a modo de ahorro aporte en un fondo creado especialmente para tal fin, el monto de una futura y posible indemnización. Dentro del marco de la reforma, es necesario crear un sistema de capacitación continua, que le abra las puertas del mercado laboral a los más jóvenes y especialice de manera efectiva a quien ya se encuentra inserto y quiere progresar, de esta forma dar un salto de calidad al empleo argentino. Todo esto entre otras cosas.
Párrafo aparte merece el tema tributario, mientras ahora muchos se “rasgan las vestiduras” por los intereses de los trabajadores y jubilados en tal sentido, (el reclamo es absolutamente JUSTO) se olvidan aquellos años felices cuando no opinaban igual en tal sentido y trataban a los trabajadores de egoístas, el mejor de los epítetos propinado por entonces, y los jubilados eran escarchadas en cadena nacional mientras ellos aplaudían como foca en primera plana.

2_“Cambio en la política económica”
Siempre es bueno sugerir cambios, hacerlo es alimentar el sistema democrático. Si la guerra es el fracaso de la política, se entiende que la política es el arte de la palabra. Qué mejor que nutrir la democracia con ideas. Ahora, si esas ideas son impuestas por la fuerza, es que ha existido un fracaso, en la comunicación o en la voluntad, fracaso al fin. Este país no se levanta con más confrontación, por el contrario, a través del diálogo. Las ideas impuestas por la fuerza nunca llevan a buen puerto, este gobierno debe necesariamente ser abierto al diálogo, de todos modos tiene el tiempo suficiente hasta el fin de su mandato para tomar las decisiones que crea necesarias, si no son las correctas el propio sistema democrático dará su castigo. Así funciona la cosa.

3_“Retrotraer las tarifas de los servicios al 1/12/2017”
No hace falta aclarar las consecuencias desastrosas que a futuro traería semejante pedido demagogo. A esta altura el panfleto se asemeja más a esas volanteadas que realizan los partidos de izquierda, con todo respeto lo digo, pero resulta que son esos mismos partidos políticos que enfrentan en las bases al poder sindical peronista y que son ninguneados por los dirigentes y de los cuales se diferencian tanto, por lo menos en la palabra. Esos mismos con los que marchan juntos ahora, será por tal motivo la confusión, tal vez en esta especie de sociedad entre el agua y el aceite (oportunista si lo es) la dirigencia sindical les dejo el “merchandising” y la “propaganda” (no Propaganda Due, ojo, no sean malos) «Chi lo sa»

4_”Derogación de la Reforma Provisional. Aumento de emergencia a las Jubilaciones y Pensiones”
Sin entrar en la chicana absurda, es necesario en primer lugar aclarar que fue el último gobierno peronista quien vetó la ley del 82% móvil, quien también de manera continua y sistemática apeló (inconstitucionalmente) todos los juicios por reajuste de haberes, dejando a cientos de miles de jubilados sumidos en la más miserable pobreza y hasta en la mayoría de los casos muriendo sin cobrar lo justamente reclamado. Acá me detengo para seguir después y no confundir, digo que TODO RECLAMO AL RESPECTO ES JUSTO Y NECESARIO. ES IMPERIOSO RECONOCER Y RESTITUIR, A QUIENES CON EL FRUTO DE SU ESFUERZO, HAN FORTALECIDO LOS CIMIENTOS DEL PAÍS, empleo el término país con todas sus implicancias ya que fueron ellos con sus aportes quienes sostuvieron todo el sistema.
Habiendo aclarado la posición al respecto y reiterando estar totalmente de acuerdo con respecto al reclamo realizado en torno al cualquier tipo de mejora en la calidad de vida de nuestros abuelos es que digo, para hacer honor a la verdad histórica, lo siguiente :
En rigor de la verdad, la primer ley jubilaciones fue sancionada en 1924 durante el gobierno de Marcelo T de Alvear y no fue un «invento» de peron como reza el mito. Lo que sí hizo éste fue modificar la ley para poder manotear los aportes de los jubilados cuando fuere necesario y como realmente sucedió desde ese momento y durante todos y cada uno de los gobiernos que fueron pasando. Vale decir que nuestros jubilados, gracias a esto, terminaron pagando los vicios de la política. También es cierto, que durante el gobierno peronista de menem, las jubilaciones se privatizaron, a pesar de la férrea oposición de la UCR. Como también es cierto, que cuando dejó de ser negocio para las afjp, fueron reestatizadas por otro gobierno peronista, indemnizando a las mismas. Como también es cierto que, aparte del «negociado» que implica la estatización en sí para los funcionarios, fue aire (léase $$$) al gobierno de turno. Y por consiguiente, otra vez la fiesta con la plata de los jubilados, fiesta demagógica con fútbol y carreras para todos, más la infinidad de cosas que pagó la caja del ases. Acá hago otro punto, entre esas cosas no niego que hayan existido algunas más necesarias que otras, lo que digo es que en un país en donde según el Plan Nacional de Agua Potable y Saneamiento, 7000000 de personas no cuentan con agua potable en nuestro país y 20000000 no tienen cloacas, necesidades básicas si las hay, no nos podemos dar el lujo de mirar fútbol gratis y encima con la plata de los jubilados. Digo y cito sólo un ejemplo de las necesidades en comparación de los gastos superfluos.
Es normal que durante gobiernos populistas se promuevan este tipo de políticas, seguramente una cloaca no brinda el caudal de votos que sí da mirar fútbol gratis, ya que en primer lugar las cloacas están enterradas, uno va al baño hace su necesidad y se olvida del problema al apretar un botón. Es incomparable con el placer de sentarse en un cómodo sillón a ver el deporte preferido durante varias horas a la semana, algo que tenes enfrente y que ves y que por su puesto te idiotiza. En otras palabras cambiar espejitos de colores a la gilada, empeñado su propio futuro.
En este punto no podemos obviar el tema de las jubilaciones sin aportes, si bien es cierta la existencia de la necesidad por parte de una porción de la sociedad, lo cierto es que en la práctica muchas personas sin esa realidad accedieron al beneficio sin necesitarlo. También es cierto que en la mayoría de los casos, un matrimonio cuyo esposo trabajó y aportó una suma determinada y por la cual debería percibir determinado haber y que por una mala liquidación cobra mucho menos y cuya esposa que no trabajó y por lo tanto nunca aportó, terminó pasando que en la suma de las dos jubilaciones no llegaban siquiera a la mitad del haber del real del aportante en el caso de que este cobre el 82% móvil. Traducido, le dieron jubilación a gente que no aportó, con la plata de los aportantes, perjudicando no sólo a unos y otros, sino también a los futuros. Medida populistas y demagoga que puso en jaque el sistema jubilatorio.
En resumen, de no ser por el tremendo descalabro realizado por la anterior gestión, no estaríamos en la actual situación, o sí, eso no lo sabemos, lo que sí sabemos es lo que pasó, que está mal, y lo que pasa, que también está mal. También es cierto y para terminar con el tema, a modo de broche de oro, digo que si no se hubiera vetado el 82% esta sería una discusión sin sentido.

5_»Defensa de la producción y la mano de obra nacional»
En este punto estamos totalmente de acuerdo, siempre y cuando no volvamos al gran curro de las licencias automáticas de moreno, que cerraron más empresas de las que ayudaron.
Este breve resumen, querido lector, contempla una simple comparación, para algunos burda. Es cierto, comenzó siendo una refutación de un enunciado para luego transformarse en comparación. No es casual, y en este término me remito al inicio del escrito, mi objetivo siempre fue la apertura mental, podremos coincidir o no en los enunciados, en todo caso el objetivo habrá sido cumplido. La apertura mental y la pluralidad de ideas hacen grande una Nación. La unicidad del pensamiento por el contrario, sumerge a los pueblos en la ignorancia, caldo de cultivo para aves rapaces de bajos instintos. Ricardo Pignanelli en ocasión de una despedida de fin de año para los afiliados al smata, cuando pronunció su discurso, en un claro enfrentamiento a un ya abatido José Rodríguez, mandó un mensaje subliminal que sería la antesala del final anunciado para «Pepe» . En el mismo dijo y cito «…no se dejen robar los sueños…» Es claro que el «Gordo» no quiso ser muy sutil, ese mensaje fue enviado más que al viejo y enfermo dirigente, sino a los pocos defensores que se animaran a quedar. Esta anécdotas más allá de ser un recuerdo enriquecedor, dejó grabado a fuego esa frase, frase que sigue tan vigente hoy que muchos no se dan cuenta. Podemos estar de acuerdo con las opiniones vertidas, podemos debatirlas, lo que no nos podemos permitir es que nos cuenten una sola verdad. Que nos duerman y nos digan qué debemos soñar, eso sería morir en vida. Permitámosno otras opiniones, otras palabras, probemos. Mal no nos va a hacer, escuchemos esas voces acalladas, algo deben tener para decirnos. Para obtener otro resultado cambiemos la fórmula. El cambio da miedo, la seguridad de lo conocido en cambio, es peligroso.
Lean y piensen por sí mismos… «no se dejen robar los sueños»

ALVARO CENTURIÓN DNI 23403893

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí