Planean achicar Pol-Ka para no desaparecer de la industria televisiva

0
80

25 años de historia podrían llegar a su fin. La realidad es triste. Pero es tal cual lo contamos. La empresa fundada por Adrián Suar, Pol-Ka, podría cerrar si no logra tener horas de aire con un producto de ficción.

Si alguien menciona Pol-Ka no puede desconocer que es la productora que cambió las formas de hacer ficción en la pantalla chica. Desde su inicio con “Poliladron” hasta “Separadas”, que fue el último programa que tuvo al aire hasta el inicio de la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, la realidad económica golpea fuerte a la firma que hoy cuenta con cerca de 4 mil empleados entre los permanentes y contratados. Esos costos sólo se pueden solventar con determinada cantidad de horas de aire en televisión abierta y la única manera de alcanzarlas es a través de una tira de ficción.

En las últimas horas se confirmó que “Separadas” no volverá a grabarse siendo que los contratos de las actrices vencen en julio próximo y que la historia estaba diagramada para finalizar en agosto. Tras el anuncio del viernes de Alberto Fernández de extender el aislamiento preventivo y obligatorio, los actores no pueden volver a grabar y la Asociación Argentina de Actores sigue los lineamientos políticos al pie de la letra. Dejar ese programa a la espera del levantamiento de la cuarentena no tiene ningún sentido siendo que no se sabe a ciencia cierta cuándo se puede volver y tampoco el canal pretende asumir ese riesgo y costos.

El valor por capítulo de una ficción de aire nacional ronda los 4 millones de pesos mientras que comprar una lata extranjera como hoy hace Telefe con “Jesús”, “Elif”, “Huérfanas” y “Quién eres tú”, cuesta cerca de 7 mil dólares. La diferencia es muy grande más si se tiene en cuenta que encima rinden en materia de audiencia.

Otra opción que se maneja fuerte dentro de Pol-Ka es achicar la cantidad de empleados a la mitad y seguir produciendo para Netflix, Turner y HBO como ya vienen haciendo desde hace algunos años. Por supuesto que esto impactaría directamente al plantel de empleados.

En medio de esta incertidumbre se filtró también un pedido de los miembros de SAGAI para que El Trece ponga al aire repeticiones de programas de ficción que fueron producidos por Pol-Ka. Esto podría ser un paliativo para el bolsillo de los actores que recaudan mediante esa entidad, un beneficio directo para el canal con la venta de tanda publicitaria, pero un desmedro de la empresa productora que no recibe ni un solo centavo en la repetición. Por lo cual, técnicos y productores seguirían sin cobrar ni un peso y con la misma problemática de una posible pérdida de trabajo.

La única opción para intentar salvar a una industria en crisis es la unión de todas las piezas del rompecabezas: Productoras, canales, gremio de actores y estado. Reformular costos de ficción, regular horas de aires de programas extranjeros y trabajar en conjunto para que todos se lleven algo y no dejen fundir empresas con la trayectoria de Pol-Ka.

primiciasya.com

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí