Prevalencia de Esclerosis Múltiple en Buenos Aires

0
65

Un estudio publicado a comienzos de 2009 en The European Journal of Neurology indica que la prevalencia de la esclerosis múltiple en Buenos Aires oscilaría entre 14 y 20 pacientes cada 100 mil habitantes. Estudios similares realizados sobre otras poblaciones del país arrojan datos epidemiológicos similares.

(Agencia CyTA–Instituto Leloir) – La esclerosis múltiple constituye la enfermedad neurodegenerativa autoinmune del sistema nervioso central mas frecuente del mundo, caracterizada por afectar principalmente a individuos de sexo femenino de entre 18 y 40 años. La enfermedad es desencadenada por una respuesta anormal del sistema inmune de los pacientes.

“El sistema inmune tiene la misión de proteger a las personas contra los agentes infecciosos y el crecimiento anormal de las células. En el caso de la esclerosis múltiple, desencadena una respuesta inflamatoria contra componentes normales del sistema nervioso central originando el daño de esos componentes y la consecuente afectación clínica que puede manifestarse entre otras cosas como alteraciones de la visión, trastornos sensitivos, motores y en su forma mas severa con discapacidad que lleve al paciente a la invalidez”, explica el doctor Edgardo Cristiano, jefe del Servicio de Neurología y de la sección de Esclerosis Múltiple del Hospital Italiano.

Respecto a los aspectos epidemiológicos de la enfermedad, existe abundante información proveniente de países de Europa y Estados Unidos, sin embargo son escasas las investigaciones al respecto en América Latina.

“La importancia de la identificación de dichos patrones, consiste en la comprensión del comportamiento de la enfermedad en distintas poblaciones que involucren diferentes latitudes y medios ambientales con el objetivo de profundizar el conocimiento de factores que puedan determinar el origen y el desarrollo de la misma”, afirma el doctor Cristiano.

Un estudio, publicado a comienzos de este año en la versión impresa de la revista científica The European Journal of Neurology, abordó el tema de la epidemiología de la enfermedad en Buenos Aires, Argentina. El trabajo fue realizado por un amplio equipo de médicos e investigadores del Hospital Italiano, del Hospital Británico, del Hospital Ramos Mejía, del Instituto de Investigaciones Neurológicas FLENI, del Instituto de Neurociencias Buenos Aires y de la Universidad de Western Ontario, Canadá.

Dicho estudio estableció que la cantidad de pacientes con esclerosis múltiple en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en el Gran Buenos Aires, en el año 1996 estaba entre 14 y 20 pacientes cada 100 mil habitantes. Según explica el doctor Cristiano, autor principal del estudio, la prevalencia de esa enfermedad se estimó a partir de un riguroso registro de pacientes en diversos centros de salud: Hospital Italiano, Hospital Británico, Hospital Ramos Mejía y la asociación de pacientes Esclerosis Múltiple Argentina (EMA).

Una vez obtenidos los registros de pacientes con esclerosis múltiple de las distintas fuentes se procedió a establecer la cantidad total de pacientes mediante el uso del método estadístico denominado captura-recaptura.

“Este método toma la cantidad de pacientes que se identifican tanto en una fuente como en otra (registros duplicados) y a punto de partida de estos registros duplicados estima el número de pacientes que no están en ninguno de los registros. De esta manera es posible calcular la cantidad total de pacientes con la enfermedad en un área determinada. Con ese fin, este método ha sido extensamente utilizado en diversas patologías como la diabetes, la epilepsia y el cáncer, en distintas partes del mundo”, explica Cristiano.

Dado que los datos fueron obtenidos en 1996, es probable que se hayan producido discretas modificaciones en la cantidad de pacientes con la enfermedad, asegura el experto.

“Es importante remarcar que estos valores fueron obtenidos de centros localizados en Buenos Aires y que solo podrían ser usados para determinar la prevalencia en esta área geográfica, sin embargo existen similitudes en los datos epidemiológicos alcanzados en estudios realizados en áreas que incluyen latitudes y longitudes similares”, señala Cristiano.

Ejemplo de ello es el estudio realizado por el doctor Mario Melcon de la Fundación para la Investigación en Neuroepidemiología, en la ciudad de Junín, que arrojó una prevalencia de 12 casos por cada 100 mil habitantes. También lo es otra investigación hecha en la Patagonia Argentina que reveló una prevalencia de 17 cada 100 mil habitantes. “En este sentido, considero que se podrían extrapolar con cautela estos datos a toda la República Argentina”, indica Cristiano.

“DATOS SOBRE LA ESCLERÓSIS MÚLTIPLE”.

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurológica, que ataca al sistema nervioso central de adultos jóvenes. “Se desconoce hasta el momento su causa y sus síntomas más comunes de inicio son problemas visuales, pérdida de fuerza en algún miembro, o de la sensibilidad, de la coordinación y de la marcha. Con el transcurrir del tiempo suelen quedar secuelas de estas manifestaciones y las personas afectadas pueden presentar distintos grados de discapacidad”, afirma el doctor Edgardo Cristiano, jefe del Servicio de Neurología y de la sección de Esclerosis Múltiple del Hospital Italiano

No existen actualmente medidas para prevenir el desarrollo de la enfermedad. “Una vez que la misma se ha declarado, es recomendable prevenir las infecciones virales de la vía aérea ya que las mismas podrían favorecer la aparición de recaídas de la enfermedad”, afirma el experto.

“Actualmente, además de los tratamientos para los síntomas, contamos con medicamentos que modifican la evolución natural de la enfermedad, llamados inmunomoduladores. Estos medicamentos son el acetato de glatiramer y los interferones”, indica Cristiano. Y agrega: “En la actualidad, no hay indicadores clínicos o de laboratorio que permitan predecir el curso futuro de la enfermedad. Es importante que los pacientes tengan un continuo y adecuado seguimiento médico por parte de neurólogos expertos en el manejo de la enfermedad”.

INTERROGANTES SOBRE LA ESCLERÓSIS MÚLTIPLE

Aunque la enfermedad no ha demostrado disminuir significativamente la expectativa de vida de los pacientes afectados, produce una merma importante en el rendimiento físico de las personas en la etapa productiva de sus vidas con un significativo impacto tanto en la calidad de vida así como en los aspectos económicos de los pacientes afectados.

“Actualmente se desconoce cuál es el mecanismo que generaría la respuesta inmune anormal que conduciría al daño de los componentes del sistema nervioso central. Diversos estudios sostienen que existiría una predisposición genética de los individuos que desarrollan la enfermedad relacionada con genes encargados de regular el funcionamiento de las principales células del sistema inmune”, señala el doctor Edgardo Cristiano.

Cuando se habla de predisposición genética se hace referencia a la carga genética que tienen las personas que los harían susceptibles a desarrollar la enfermedad. Mas allá del componente genético, existen fuertes hipótesis que postulan que también existirían factores ambientales que interactuando con el componente genético predispondrían al paciente a desarrollar la enfermedad, asegura el experto.

“Los principales componentes ambientales evaluados involucran a los procesos infecciosos virales y aspectos relacionados con la exposición solar. Independientemente de estas investigaciones, a la fecha no se ha podido determinar con exactitud la causa que determinaría que se active el sistema inmune anormalmente y se genere el daño celular”, destaca Cristiano.

Agencia CyTA–Instituto Leloir 

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí