Primeros Auxilios y prevención en quemaduras

4
5809

Las quemaduras son las culpables del trauma más serio y devastador que le puede suceder a un ser humano. Aproximadamente 9 millones de personas quedan incapacitadas cada año en el mundo debido a las quemaduras. La mayoría de ellas se producen por calor: llamas, explosiones o contacto con  líquidos calientes.

 

 

Las consecuencias de los accidentes pueden ser más graves según sea el tiempo que se tarde en aplicar la primera asistencia y según sea la calidad de ésta. Habitualmente, la persona que está más cerca de un herido y que inicia la cadena de asistencia sanitaria urgente no es un profesional de la sanidad, sino un ciudadano solidario, los padres, las maestras.

 La quemadura es una de las pocas lesiones en el campo de los Primero Auxilios en que nuestra actuación puede modificar la causa del accidente. En un traumatismo, una asfixia o una crisis convulsiva, por ejemplo, el socorrista ya no puede hacer nada para alterar la gravedad del accidente. Por el contrario, cuando se

Producen quemaduras, se puede actuar sobre las causas, apagando el fuego, bajando la temperatura de un líquido hirviendo, etc., de tal manera que la lesión final, la quemadura, resulte menos grave de lo que habría sido si no se hubiera intervenido.

DEFINICIÓN

Podemos definir la quemadura como la herida o destrucción de tejido producida por el calor (temperaturas superiores a 45° C).

Gravedad de las quemaduras:
La gravedad de una quemadura se encuentra determinada por la profundidad de la misma y su extensión.

Las de primer grado son por lo general el resultado de una prolongada exposición de la piel a una fuente de calor de baja intensidad. En este tipo de quemaduras se ve dañada la epidermis, la piel se observa color rojo, seca y sin ampollas.

Las de segundo grado causan la destrucción completa de la membrana basal y el daño parcial de la epidermis, son las producidas por el contacto con el fuego directo o con líquidos calientes.

Las de tercer grado hay necrosis no se aprecian ampollas y la piel se observa café, negra o blanca (no existe dolor) requieren de injertos para regenerar los tejidos

 

 

 

CAUSAS QUE PUEDEN PRODUCIR QUEMADURAS

Las causas que pueden producir quemaduras en nuestros tejidos son diversas, entre ellas citaremos las siguientes:

Fuego(son las más graves, por ser más profundas y de mayor superficie corporal en extensión y porque puede estar involucrada la quemadura de vía aérea), calor radiante, líquidos –las más frecuentes en la edad pediátrica (hirviendo, inflamados), sólidos incandescentes, gases (vapor), electricidad,  o productos químicos.

QUÉ DEBEMOS HACER ANTE UNA QUEMADURA

-Eliminar la causa: apagar llamas, eliminar ácidos, etc.

-Mantener los signos vitales; en los incendios, las personas quemadas pueden presentar asfixia por inhalación de humos.

-Examinar el cuerpo del paciente; comprobar si se han producido hemorragias, fracturas, etc. y tratar la lesión más grave.

-Refrescar la zona quemada aplicando agua en abundancia durante 20 ó 30

minutos quitando ropas, joyas y todo aquello que mantenga el calor.

-Cubrir la lesión con vendaje flojo húmero (sábanas,

pañuelos, camisetas, etc.).

-Evacuar al herido en posición lateral, para evitar las consecuencias de un vómito (ahogo), a un centro hospitalario con Unidad de Quemados.

QUÉ COSAS NO SE DEBEN HACER ANTE UNA

QUEMADURA

-No aplicar ningún tratamiento medicamentoso (pomadas, mantequilla, aceite, vinagre, dentífrico), ni otra cosa que no sea agua.

-No enfriar demasiado al paciente, sólo la zona quemada; si aparecen temblores, hay que tapar al herido con una manta.(por la piel quemada se pierde la temperatura corporal)

-No dar nada por vía oral (agua, alcohol, analgésicos).

-No reventar las ampollas de la piel, pues el líquido que contienen protege de una posible infección. Al romperlas, abriríamos una puerta para la entrada de gérmenes.( eso se practica en centro hospitalario mediante cura aséptica)

-No despegar nada que esté pegado a la piel (ropa, etc.).

-No dejar sola a la víctima; en caso de tener que ir a pedir ayuda, la llevaremos con nosotros, siempre que sus lesiones lo permitan.

-No demorar el transporte.

NORMAS GENERALES ANTE QUEMADURAS CAUSADAS

POR FUEGO

-Sofocar el fuego con una manta que no sea acrílica.

-Hacer rodar por el suelo al accidentado para apagar el fuego, si no se dispone de otro medio para sofocar las llamas.

-Aplicar agua en la zona quemada una vez se han apagado las llamas, para refrigerar.

NORMAS GENERALES ANTE QUEMADURAS CAUSADAS

POR LA ELECTRICIDAD

Ante una electrocución, hay que empezar siempre desconectando la corriente, salvo que la persona electrocutada ya no toque el conductor eléctrico. Si no es posible realizar la desconexión, hay que separar el conductor eléctrico del accidentado mediante un material aislante (palo de madera, etc.).

-Comprobar las constantes vitales de la víctima (practicar el soporte vital básico, si es necesario).

-Trasladar a la víctima a un hospital.

NORMAS GENERALES ANTE QUEMADURAS CAUSADAS

POR PRODUCTOS QUÍMICOS

-Aplicar agua abundante en la quemadura (de 20 a 30 minutos), teniendo especial

cuidado con las salpicaduras.

Mientras se evacua al herido, se puede continuar aplicando agua en la quemadura mediante una pera de agua.

-Mientras se aplica el agua, quitar la ropa impregnada, zapatos y joyas.

NORMAS GENERALES ANTE QUEMADURAS

CAUSADAS POR SOLIDOS INCANDESCENTES

-Separar el objeto causante de la quemadura.

-Mojar con agua la zona afectada.

NORMAS GENERALES ANTE QUEMADURAS CAUSADAS

POR LÍQUIDOS HIRVIENDO O INFLAMADOS

-Ante quemaduras causadas por líquidos inflamables como el alcohol, la gasolina, etc., hay que apagar el fuego con una manta que no sea sintética, hacer rodar a la persona herida por el suelo para apagar el fuego, vigilar que el líquido inflamable no se extienda y afecte a otras personas y, en último caso, utilizar un extintor.

-Ante quemaduras causadas por líquidos calientes, hay que echar agua abundante sobre la zona afectada; si no tenemos agua a mano, hay que sacarse rápidamente toda la ropa mojada por el líquido y, como último recurso, secarse la piel, sin frotar, con ropa absorbente.

CONCLUSIÓN

Como resumen, diremos que la actuación correcta ante un herido con quemaduras es la siguiente:

.

  1. Apartar al accidentado de la fuente de calor. Si su ropa estuviera en llamas tratar de apagar el fuego con una manta o hacerle rodar en el suelo.
  2. Calmar el dolor inmediatamente, sumergiendo la parte afectada del herido o al herido (según sea el caso) en agua fría durante un mínimo de 10 minutos (nunca sumergir en otro tipo de líquidos, ni en agua helada).
  3. Retirarle la ropa de la zona afectada con mucho cuidado, si esta adherida, no hacerlo, dejarlo para que lo hagan en el hospital.
  4. No aplicar sobre las quemaduras: pomadas, lociones, aceites, pasta de dientes, agua helada, etc. Ni tampoco usar sobre ellas algodón, ni apósitos adhesivos. Tampoco se debe reventar las ampollas producidas por la quemadura. Estas pueden agravar las quemaduras.
  5. Las quemaduras que necesitan hospitalización son:
    • Las que tienen una gran extensión
    • Quemaduras en cara, manos, pies o genitales
    • Las quemaduras que son de segundo y tercer grado (profundas)
    • Las quemaduras son en niños menores de 2 años, o en mayores de 70 años.

PREVENCIÓN: Hoy sabemos que, los accidentes NO SON ACCIDENTALES, sino, el resultado de la constelación de factores que confluyen en una situación de RIESGO. Este fenómeno, el «accidente» debe considerarse una ENFERMEDAD, y como tal, susceptible de ser PREVENIDA. POr ende, no debe considerárselos como «fatalidad del destino» sino de desinformación,  imprevisión o franca negligencia de los adultos o cuidadores de los niños.

El desarrollo del niño y la prevención de quemaduras entre 0 y 12 años.

Durante el proceso de desarrollo físico, emocional y social del niño, cada día este adquiere mayor madurez, con la cual se despiertan inquietudes por experimentar y conocer el mundo que le rodea, aunque sin prever los peligros que esas acciones pueden provocarle. Todas aquellas personas que tienen niños bajo su responsabilidad deben tener presente este tipo de características para tomar las precauciones del caso y aplicarlas en la elaboración de medidas preventivas. Para tales efectos se ha incluido la siguiente lista con algunas de las conductas que se espera que el niño ejecute en su correspondiente etapa de desarrollo.

Etapa 0 a 6 meses

Conductas:

  • Manipula objetos con las manos por períodos breves.
  • Se lleva objetos a la boca.
  • Sigue objetos con la vista
  • Logra sentarse con apoyo.
  • Se alimenta con leche y algunos sólidos

Prevención de Quemaduras

  • Al bañar al niño, ponga el agua fría primero y luego el agua caliente, comprobando con su codo la temperatura.
  • No deje recipientes con líquidos calientes cerca de los niños.
  • No cocine, planche, fume o encienda canfineras con el niño en brazos.
  • Pruebe la temperatura de la comida líquida y sólida en el dorso de la mano antes de darla al niño.

Etapa de 6 a 12 meses

Conductas

  • Se pone de pie, con apoyo, por períodos breves.
  • Desarrolla prensión de pinza (oposición de pulgar)
  • Reacciona diferencialmente ante los extraños.
  • Busca objetos que se salen de su campo visual.
  • Suspende actividad cuando se le dice NO.
  • Responde gesticularmente a la palabra adiós.
  • Emite series de hasta dos palabras seguidas.

Prevención de quemaduras

  • |No deje a los niños solos en la casa.
  • Manténgalos alejados de objetos calientes como planchas u ollas, pero también de cordones eléctricos, productos químicos y lugares de riesgo como la cocina o sitios donde haya tomacorrientes.
  • Empiece a enseñarle órdenes cortas que contengan la palabra NO (Ej.: Eso no se toca, no debes acercarte a esto).
  • No deje recipientes con líquidos calientes al alcance de los niños.
  • No use manteles en las mesas para evitar que el niño los hale.
  • Cuide que el niño no se apoye en muebles de cocinas o aplanchadores, por ejemplo, para evitar que los objetos calientes que hay sobre ellos caigan sobre el menor.

Etapa de 3 a 6 años

Conductas

  • Puede realizar actividades motoras complejas.
  • Puede apañar una pelota.
  • Puede contar hasta 10 objetos.
  • Control vesical y anal completo, diurno y nocturno.
  • Usa verbos en pasado.
  • Participa en actividades de grupo.
  • Se viste, baña y come solo.
  • Gusta de juegos competitivos.

Prevención de quemaduras

  • Supervise los lugares de juego, que no estén cerca de fogatas o charrales posibles de encenderse.
  • No deje fósforos a su alcance y explíquele los efectos de su mal uso.
  • Supervise el baño de su hijo, explíquele que es importante primero preparar o abrir la llave del agua fría, antes de colocar o abrir la llave del agua caliente, y que en todo caso la preparación del baño debe hacerla un adulto.
  • El contar historias de otros niños puede ayudarle a comprender mejor el porqué de la prevención.

Etapa de 6 a 10 años

Conductas

  • Aprende de las experiencias de los demás.
  • Surgen los juegos competitivos
  • Hay diferenciación de sexo en actividad lúdica
  • Es persistente en sus acciones
  • Le gusta hacer cosas por sí mismo.
  • Se involucra en actividades nuevas.
  • Asume ciertas responsabilidades en el hogar.

Prevención de Quemaduras

  • No guarde líquidos inflamables como aguarrás, gasolina o canfín, dentro de la casa. Póngales una etiqueta que los identifique adecuadamente.
  • No asigne a sus hijos tareas de adultos que impliquen riesgo de sufrir quemaduras, tales como cocinar, encender canfineras, hacer fogatas, etc.
  • No permita que su hijo juegue con fuego o pólvora.
  • Converse con su hijo sobre las situaciones de peligro y cómo poder evitarlas.

Etapa de 10 a 12 años

Conductas

  • Quieren ser tratados como personas adultas
  • Se involucran en actividades de adultos
  • Tiene mayor capacidad manual.
  • Inicia interés por sexo opuesto.
  • Se les asigna el cuidado de hermanos pequeños.

Prevención de quemaduras

  • Fíjese en las actividades en que se involucra su hijo y detecte situaciones de riesgo, converse con ellos sobre eso.
  • Enseñe a sus hijos como poder cuidar de la mejor manera a sus hermanos menores.
  • Enséñele a sus hijos los principales números de emergencia y cómo y cuándo usarlos.

Consejos de prevención

Lo primero que hay que entender es que toda la pólvora es potencialmente peligrosa, esto debido a que existe el mito de que hay pólvora inofensiva, como las bengalas, etc.

  • Los niños no deben manipular ningún tipo de artículo elaborado con pólvora.
  • Si su niño insiste en que desea utilizar pólvora, no se lo permita y explíquele el daño que podría sufrir.
  • La venta de pólvora a menores está prohibida, denuncie a quien venda estos artículos a niños.
  • Si se insiste en utilizar pólvora, entonces debe ser un adulto responsable el que lo haga, manteniendo a una distancia prudente de los niños y explicándoles el riesgo de manipular pólvora.
  • No se debe quemar brillo para pisos, da los mismos efectos visuales de la pólvora, pero también ocasiona dolorosas quemaduras.

Qué hacer en caso de una quemadura

  • Apagar el fuego cubriendo al niño con una sábana o haciéndolo rodar en el suelo.
  • Echar agua fría natural abundante en el área quemada.
  • Quitar toda la ropa: cadenas, aretes, anillos, y otros objetos de la zona quemada.
  • Abstenerse de poner cremas, o remedios caseros en la quemadura, ya que puede aumentar el riesgo de una infección.
  • Envolver al niño en el reverso de una sábana limpia.
  • Llevar al niño inmediatamente al centro de salud más cercano.
  • Evitar dejar pasar los días. Recuerde el niño debe ser llevado inmediatamente al centro de salud más cercano.

Consejos de prevención para el hogar

  • La familia debe reunirse y elaborar una lista de las cosas por hacer en caso de que alguien sufra una quemadura. Esta lista debe colocarse en un lugar visible y transitado en donde todos la puedan ver cuando pasen.
  • Nuevamente la familia debe reunirse y recorrer la casa identificando los lugares de riesgo en los que se pueden sufrir quemaduras. Estos lugares pueden señalarse con un punto de color naranja de unos 2 cm de diámetro el cual significaría para todos que ese es un lugar peligroso en el cual no se debe jugar o estar cerca.
  • Revisen cada mes los pasos uno y dos para asegurarse de que todos los puntos de riesgo de la casa se encuentran bien señalados.
  • Es importante revisar si el botiquín de primeros auxilios de la casa contiene los medicamentos necesarios para tratar una quemadura, si no es así es importante incluir un antiséptico, un antibiótico, vendas, termómetro, sulfadiacina de plata (crema), un analgésico (acetaminofén).

HABLE CON SUS HIJOS: Consejos de prevención para niños.

  • Si ves golosinas, pan o alimentos dentro del horno o sobre la cocina no trates de tomarlos pues te podrías quemar. Puedes pedirle a un adulto que te los alcance.
  • Las ollas son objetos calientes, deben ser utilizadas sólo por personas mayores y no por ti.
  • Muchos niños se queman por jugar con fuego o con pólvora.
  • Tocar aparatos eléctricos con las manos húmedas puede ocasionarte una descarga eléctrica.
  • El tomacorriente es un objeto de transporte de electricidad. Nunca introduzcas algún objeto o tus dedos en ellos.
  • El fuego es un amigo del hombre, pero si no lo usamos con cuidado puede convertirse en tu peor enemigo.
  • Si una persona se quema con fuego, debe dar vueltas sobre el cuerpo para apagarlo.
  • Cuando mamá o papá llevan líquidos calientes es mejor no acercarse, pues puedes quemarte o quemarse ellos.
  • Los cables eléctricos no son para estarlos tocando no para morderlos, la electricidad es peligrosa.
  • El sol produce quemaduras graves cuando te expones directamente a sus rayos durante mucho tiempo, aunque uses algún tipo de protector.
  • Aléjate deja la cocina donde hay ollas, sartenes, cafeteras y otros utensilios calientes que pueden quemarte.
  • Los líquidos como aguarrás, canfín, alcohol y otros se llaman inflamables porque se encienden al acercarse al fuego. No son para que juegues con ellos.
  • Cuidado con los cables eléctricos pelados. Pueden darte una descarga muy fuerte. Avisa a un adulto para que los arregle.
  • Recuerda que si quieres evitar que se te infecte una quemadura debes evitar ponerte cosas como café, tierra, aceite, pasta de dientes, mantequilla, crema de manos o cualquier otro remedio casero.
  • La electricidad es peligrosa, por eso no debes subir a los postes del tendido eléctrico ya que puedes sufrir una fuerte descarga que te puede provocar muy severas quemaduras y hasta la muerte.
  • En algunos lugares podemos ver que queman basura. No te acerques a ellos porque podrías resbalar y sufrir una quemadura al caer en el sitio donde se realiza la quema.
  • La cocina es un lugar de trabajo, por lo tanto recuerda que no debes jugar en ese sitio o en donde haya objetos calientes porque te puedes quemar.
  • No te sientes ni te subas en la puerta del horno pueden caerte cosas calientes que están sobre la cocina y ocasionarte una quemadura.
  • Las velas y fósforos deben ser usados sólo por mayores al igual que sólo ellos deben de utilizar artefactos como la canfinera, lámparas o cocinas de combustible
  • Recuerda no quedarte nunca sólo en la cocina pues ahí hay muchas cosas que podrían ocasionarte daños.
  • Cuando te vayas a bañar debes asegurarte que siempre haya un adulto cerca de ti.
  • No intentes hacer una fogata solo, siempre quedate acompañado de una persona mayor.


Comentarios de Facebook

[fbcomments]

4 COMENTARIOS

  1. Hola tengo un hijo de 4 años muy travieso y he tomado medidas, como hablar con el de lo que puede causarle daño, sin embargo ignoraba la forma apropiada de atender una quemadura puesto que en nuestra crianza se nos enseñan cosas muy diferentes, la informacion me parece excelente pues uno nunca sabe que pasara, si a un adulto le sucede con mucha mas razon aun pequeñin aunque se le haya advertido sobre el riesgo y es bueno saber como actuar en esos casos.
    Mil gracias

  2. LONNY, los niños de esa edad no tienen noción de peligros ni de riesgos, ni siquiera frente a un accidente previo, por eso es que los padres, tenemos la indelegable tarea de cuidarlos permanentemente y conocer los riesgos que existen en casa(donde ocurren la mayoría de los accidentes en los niños)para poder PREVENIR.Sin embargo, es de buena práctica ENSEÑARLES acerca de peligros , algún día serán capaces de aprenderlo.
    La supervisión del adulto garantiza el mejor cuidado!

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí