Proponen no comer carne durante una semana

13
53

Una polémica medida se suma a la ya controversial discusión en torno al aumento que la carne ha experimentado en las últimas semanas. El Gobierno Nacional, y tal como lo manifestó la Presidenta Cristina Kirchner, considera que el aumento se debe a una estrategia de los ganaderos para obtener un mejor precio de venta. Desde el sector agropecuario, sin embargo, se habla de una consecuencia de las políticas agropecuarias de los últimos años.

Antonio Polino, ex diputado nacional por el Socialismo y actual Presidente de la Asociación de Consumidores Libres, propone que durante la semana que va del 15 al 22 no consumir carne en señal de reclamo por los excesivos aumentos. Asimismo, un grupo de la red social Facebook, que cuenta ya con más de 8.800 adeptos, establece la misma consigna. Los organizadores del mismo manifiestan: “Porque nos oponemos a la dolarizacion del Precio de la Carne. Y porque sabemos que verdaderamente el único poder regulatorio de precios que existe es el nuestro: El de Los Consumidores!”.

Más allá de esta propuesta, los argentinos debieron en los últimos días eliminar la carne de la dieta de manera obligada debido a que los aumentos la han convertido en un bien de lujo. 

Lanoticia1.com

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

13 COMENTARIOS

  1. en nuestro querido país nunca podemos escapar de la dinámica pendular
    «no comamos carne » debiera ser remplazado por «comamos otras carnes»
    el gobierno maltrató a los productores durante 5 años.
    el productor vendió las vacas y sembró soja ( los k no querían mas soja…. recuerdan?)
    como vendió las vacas ahora faltan novillos
    no hay modo que sea barata, habrá que esperar 3 años…
    la forma en que la carne sea mas barata es exportando mas
    como se exporta la parte trasera de la vaca, la parte delantera se vende tanto mas barata cuando mas se exporte, pues al haber mas saldos de cuartos delanteros y asados los cuartos tienden a bajar cada vez mas.
    prohibiendo la exportación solo conseguimos que sea mas cara la carne que comen los pobres ( cuarto delantero ) y mas barata la carne que comen los ricos ( cuarto trasero )
    pero bueno…. reiterar que este gobierno hace todo al revés es redundante

  2. ¿No hay mecanismos de regulación oficiales para contener el aumento desmedido de la carne? Sabemos que sin consumirla, algo que no creo porque los argentinos no podemos puesto que la carne forma parte de nuestra dieta, el precio no bajará, ya nos ha pasado. El Gobierno debe implementar las medidas necesarias para detener este aumento irracional, aunque la oposición lo tilde de tirano, es la única manera.

  3. Apoyo la propuesta, una semana sin comer carne no nos vamos a morir, si una criatura de 25 dias de vida estuvo bajo los escombros en haiti 7 dias creo que podemos estar una semana sin comer carne.

  4. Quiénes ganan y quiénes pierden con la carne
    El fuerte incremento de la carne en las últimas semanas responde a varias causas. Ese aumento se inscribe en un proceso de tensión con los precios. Los más favorecidos son frigoríficos y supermercados. Los que sufren son consumidores y criadores.

    Por Roberto Navarro

    El Indice de Precios al Consumidor de enero que informó el Indec fue de 1,0 por ciento, con un alza promedio en el rubro carne vacuna de 7,1 por ciento. La categoría Turismo avanzó 7,9 por ciento, pero la incidencia de la carne en el indicador de precios es mucho más relevante estadísticamente en la canasta de bienes (ver aparte). Pero también, fundamentalmente, en el presupuesto de los hogares. El aumento en la carne se inscribe en un proceso de tensión con los precios. Por ese motivo resulta relevante precisar el funcionamiento de ese mercado. El fuerte incremento del precio de la carne en las últimas semanas tiene ganadores y perdedores y responde a múltiples causas. Los más favorecidos son los frigoríficos y los supermercados; y en menor medida los feed-lots. Los que sufren son los consumidores y los criadores, que desplazados por la soja se han diseminado por gran parte de la geografía del país. En menos de una década la ganadería perdió 13,5 millones de hectáreas de producción en manos de la soja. Ese es un factor ineludible en el análisis de la caída del stock, que también está sucediendo en otros países productores de carne (Uruguay, ver aparte). El segundo punto, al que tampoco se le da la importancia que tuvo, fue la sequía más grande de los últimos cien años, que generó efectos devastadores sobre la producción de pasto y la disponibilidad de agua para el ganado. En ese contexto, en los últimos dos años, los jugadores fuertes del mercado, frigoríficos y supermercados, utilizaron su poder para sostener una altísima rentabilidad; los feed-lots, que son los que engordan el ganado, contaron con subsidios del Estado. Pero estos nuevos jugadores, los productores tradicionales de la Pampa Húmeda, no trasladaron parte de sus ingresos a los criadores, que, al recibir cada vez menos ingresos por sus crías, comenzaron a rematar hembras para salirse del negocio o achicarse. Hoy, con una caída de tres millones de cabezas en 2009 y casi siete desde 2005, la falta de oferta disparó los precios.

    En un mercado agitado y con amenaza de seguir en alza, todos los jugadores salieron a aprovechar el momento. La presidenta Cristina Fernández advirtió que la gran cantidad de lluvia caída en los últimos meses incrementó y mejoró las pasturas en extensas zonas del país. Ante la posibilidad de nuevas subas y con el ganado engordando por la nueva situación de las pasturas, criadores y ganaderos prefieren retener los vacunos para mejorar su peso, al tiempo que esperan, y a la vez generan, nuevos aumentos. “El criador está reteniendo ganando para aprovechar las pasturas y el feed-lot tambien retiene esperando mejores precios. En Liniers, de un promedio de 10 mil animales, están entrando 1500”, explicó a Página/12, Osvaldo Barsky, decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Belgrano.

    Daniel Rearte, coordinador nacional del Programa Carne del INTA, explicó a este diario que “la caída del stock y con ello de la oferta de carne actual en nuestro país, que se mantendrá muy baja por un par de años, tiene su principal razón en la sequía del año pasado, pero también en el muy bajo nivel de lluvias en los últimos cuatro años, al que hay que agregar por supuesto la menor rentabilidad que ofreció siempre la ganadería con respecto al cultivo de la soja. No importaba el buen precio que pudiese tener la hacienda (en abril-mayo del 2008 el novillo alcanzó los valores más altos en varias décadas), la ganadería seguía perdiendo terreno con respecto a la soja, a causa de la gran diferencia en sus márgenes económicos. En el 2008 los márgenes económicos de la soja quintuplicaban al de la actividad ganadera”.

    La cadena de la carne está conformada por los consumidores, el sector comercial –muy concentrado en los supermercados–, la industria frigorífica y los ganaderos, criadores e invernadores. Los criadores son en gran medida pymes con tierras de baja calidad agrícola y su capital son las hembras, vacas más vaquillonas. Habitualmente, venden terneros y vacas de rechazo. Los invernadores compran terneros y los engordan en pastizales parte para exportación o en feed-lot de consumo local. Los frigoríficos faenan los animales y se venden como media res, en un 65 por ciento, o en cortes, 35 por ciento.

    Daniel Vilela, director del Programa de Agronegocios de la UBA, explicó a Página/12 que “todos los actores han sufrido de diversas formas las políticas equivocadas desde 2005, pero los grandes perdedores han sido y lo serán aún más los consumidores de cortes populares y los ganaderos. Los grandes ganadores de este ciclo son el sector comercial concentrado y los frigoríficos”. Entre las críticas se menciona que las negociaciones con los grandes frigoríficos y los supermercados, aunque no haya sido intención del Gobierno, mejoraron aún más la posición de estos actores en la cadena de producción y consumo, sin resolver el problema de fondo. Por otro lado, los subsidios a los feed-lots no se hicieron en una mesa con los criadores para hacerlos partícipes del reparto.

    Sin embargo, un asesor del Poder Ejecutivo, que pidió no ser mencionado, agregó otro elemento, al señalar a este diario que el rechazo de la Resolución 125 comenzó a mostrar sus resultados. “Con este precio de la soja, el mercado ve dos posibilidades, salirse del negocio ganadero o, por lo menos, achicarlo. Las dos opciones llevan a un descenso de la oferta y un aumento del precio”. Y agregó: “Hay otro elemento que es la comercialización. Nunca los frigoríficos en la historia ganaron tanto como en los últimos dos años. Se rompió el equilibrio en la cadena”.

    En los últimos días y con respecto al conflicto ganadero, el modelo que esgrimen ciertos analistas es Uruguay (ver aparte). Sin embargo, el país vecino viene sufriendo un problema similar al argentino. Un informe de la Secretaría de Agricultura del país vecino al que tuvo acceso este diario señala que “Uruguay por tercer año consecutivo ve cómo el área dedicada a la ganadería se reduce en más 300 mil hectáreas. La pérdida total ya supera el millón de hectáreas. El total de esa superficie se dedica a la producción de soja”. Rearte brinda otros ejemplos: “No existen posibilidades de crecimiento de la ganadería ante el beneficio económico que reporta la aparición de los llamados cash crops, cuando tienen, por sus altos precios, rentabilidades extraordinarias. Los achicamientos de la ganadería en la región son un claro ejemplo de ello, ocurrió en Colombia con el auge de la caña de azúcar para la producción de etanol cuando se disparó el precio del petróleo, en Uruguay con la soja y el arroz, en Ecuador con la palma aceitera y en otros países”.

    La sequía, que es un problema coyuntural, la alta rentabilidad de la soja, que se mantendrá mientras la oposición parlamentaria siga jugando a favor de la Mesa de Enlace, y la falta de transparencia dentro del negocio aparecen como las principales razones del intenso aumento de la carne. De estos tres factores sólo uno podía tener una solución rápida: un mejor armado en la cadena de producción y comercialización. Un estudio de la Facultad de Agronomía señala que entre 2007 y 2009, el precio de la hacienda subió un 34 por ciento, el precio de la media res que compran los supermercados, un 45 por ciento y el precio al público un 72 por ciento.

  5. y ahora quieren hacer huelga de carne !!! una nueva…criar una vaca no se hace de la noche a la mañana, lleva sus años. Acaso nunca vieron la ppropaganda del IPCVA ??…..les doy un claro ejemplo…hasta unos meses atras un par de zapatillas caterpillar en los conocidos locales de Baradero, salian lo mismo que una vaca. A la vaca hay que alimentarla, vacunarla, etc etc etc….Porque el resto de la gente puede vivir y los ganaderos solo producir!! ellos tambien tienen derecho. Porque no dicen que cuando los ganaderos vendian el kilo en pie de ganado a $1, en la carniceria estaba a $15?? cuando la carne bajo, en la carniceria se mantuvieron los precios…
    porque no dice «la presidenta» que esto se debe a que los precios de la hacienda eran tan bajos que los productores prefirieron buscar cosas rentables, lo cual empezaron a vender las vientres, gracias a ello, no hay stokc de vientres (vacas) y terneros, por ende si no hay vacas no hay nacimientos, o ACASO la PRESIDENTA PIENSA QUE SALEN DE UN REPOLLO??…..
    porque los medios no publican el gasto que tiene un ternero desde que nace hasta su llegada al frigorifico? cuanto sale pruducir 1Kg de carne?.. porque no dicen que los lecheron entregan a $0.80 el litro, y la venden en los comercios a mas de $3,.. y asi con miles de cosas.

  6. Los animales no son comida

    Desde pequeñas/os, y debido a nuestra educación, aprendemos a aceptar la idea de que los demás animales existen para nuestro beneficio (les consideramos nuestra comida, vestimenta, entretenimiento o material de laboratorio), por ello pocas/os de nosotras/os nos planteamos que su utilización como recursos deba ser cuestionada.

    Sin darnos cuenta, somos cada una de nosotras/os los que mantenemos la explotación de los demás animales a través de nuestros hábitos, actitudes y conductas diarias. No hay culpable o culpables concretos, simplemente no hemos cuestionado nuestra forma de ver a los demás seres con capacidad para sentir. Pero lo cierto, es que los animales posemos la capacidad para sentir y por ello merecemos absoluto respeto.

    Ningún animal debe ser considerado una propiedad, ni ser tratado como un medio para el beneficio de otras/os, ya que esto siempre acarrea muerte y sufrimiento. Todos los ámbitos y formas de explotación animal siempre parten de la base de que los animales pueden ser “utilizados” por los humanos. Por ello, para la obtención de cualquier producto de origen animal (huevos, carne, leche, pescado, etc…) los intereses de los demás animales siempre son infravalorados en favor de los intereses humanos, estableciéndose una relación de dominación de la que ellos siempre son víctimas.

    Independientemente de las condiciones en la que se encuentren los animales que están siendo explotados, éstos siempre ven coartado su disfrute, ya que, al no ser considerados más que recursos de los que aprovecharse, son asesinados cuando dejan de ser productivos, privados de libertad etc. (así ,por poner un ejemplo; tanto para la obtención de huevos de corral como de cría intensiva, las gallinas siempre son utilizadas, recluidas y/o privadas de su vida cuando dejan de dar beneficios, algo que claramente ignora el interés en vivir y disfrutar de la libertad que todos los seres con capacidad para sentir poseemos).

    Para respetar los intereses de los animales es necesario que cambiemos algunos de nuestros hábitos, optando por un estilo de vida que no implique la muerte y el sufrimiento de éstos. Una dieta vegana (100% vegetariana), puede ser perfectamente equilibrada y completa; millones de personas y multitud de deportistas de élite que dependen totalmente de su correcta nutrición son evidencias de ello.
    igualdad animal!!!basta de sufrimiento y asesinatos.

  7. ahora quieren hacer huelga de carne !!! una nueva…criar una vaca no se hace de la noche a la mañana, lleva sus años. Acaso nunca vieron la ppropaganda del IPCVA ??…..les doy un claro ejemplo…hasta unos meses atras un par de zapatillas caterpillar en los conocidos locales de Baradero, salian lo mismo que una vaca. A la vaca hay que alimentarla, vacunarla, etc etc etc….Porque el resto de la gente puede vivir y los ganaderos solo producir!! ellos tambien tienen derecho. Porque no dicen que cuando los ganaderos vendian el kilo en pie de ganado a $1, en la carniceria estaba a $15?? cuando la carne bajo, en la carniceria se mantuvieron los precios…
    porque no dice “la presidenta” que esto se debe a que los precios de la hacienda eran tan bajos que los productores prefirieron buscar cosas rentables, lo cual empezaron a vender las vientres, gracias a ello, no hay stokc de vientres (vacas) y terneros, por ende si no hay vacas no hay nacimientos, o ACASO la PRESIDENTA PIENSA QUE SALEN DE UN REPOLLO??…..
    porque los medios no publican el gasto que tiene un ternero desde que nace hasta su llegada al frigorifico? cuanto sale pruducir 1Kg de carne?.. porque no dicen que los lecheron entregan a $0.80 el litro, y la venden en los comercios a mas de $3,.. y asi con miles de cosas.

  8. La carne engorda. Sino me crees miralo al gordo De Angeli que no para de comer lomo. hi hi
    Saladito y pocha. Hacerse cargo, dejen de echarle la culpa al gobierno. estamos hartos de los llorones.
    Pobresita la vaquita todo lo que hay que cuidarla para que engorde. Me imagino que debe ser porque la tuvieron que sacar de la isla donde se criaba sola y ahora por la creciente la deben tener en el fondo de la casona haciendo popo

  9. si el productor vende barato y se la llevan toda los matarifes……en baradero esta a la vista.

  10. genio…saladito…genio…gracias por el concejo de no consumir carne, pero yo hace como cinco meses que no la pruebo…el bolsillo me dá solo para cogote de pollo, y por ahi alguna mojarrita frita (cuando pezco alguna), jejejeje.

  11. Sin meterme con los carniceros que son laburantes, pero que no bajen ninguna res por un par de semanas porque nadie les compra y van a ver como los frigorificos bajan los precios, el problema es el eterno egoísmo ARGENTINO de que cada uno piensa en uno mismo y se dice «si aquel compra yo también» o » Yo solo no voy a hacer el cambio» pero si 1 + 1 + 1 hacemos el cambio porque me incluyo.
    P.D.: Recordemos que en semanas los tenemos a todos en EXPOAGRO.

  12. pescadooooooooooooooooooooooooo,fresquito el pescadoooooooooooo
    los espero en el puerto!!

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí