Se casó Florencia de la V.

0
52

Más de 50 policías, vallas de seguridad para la prensa televisiva y otras para los medios gráficos. Cientos de periodistas. Fanáticos y curiosos. Todos se congregaron en la entrada del salón Tattersall de Palermo para verlos de cerca. A las 20.30 llegó el novio, Pablo Goicochea. Y a las 20.43, la novia, la más esperada de la noche: Florencia de la V. Blanca y radiante, procedente del Hotel Alvear donde estuvo alojada durante todo el día, bajó de un Bentley de la mano de su padrino, Gerardo Sofovich. El vestido: escote en medio moño, puntillas, con detalle de plaqueta de brillante de los años ´30, terminando con un velo de tul de cinco metros con hilos bordados. Las joyas: aros de perlas cultivadas con brillantes y pulsera de brillantes. Zapatos de Manolo Blahnik. El peinado estuvo a cargo de Joaquín Person y Sergio Lamensa. Make up: Maby Auttino. Alianzas de oro blanco creadas por el orfebre Fernando Repiso. Emocionada, luego de la ceremonia íntima que se llevó a cabo en el interior del Tattersall, Flor dialogó con la prensa. «No quiero despertar de este sueño, ésta es la gran película de mi vida. La idea de esta ceremonia era que dos amigos míos y dos de Pablo dijeran lo que sienten, lo que piensan sobre nosotros, sobre nuestra relación. Estuvimos llorando prácticamente todo el día, es muy fuerte lo que no está pasando. En Pablo encontré al hombre de mi vida, es un par, un amigo, un gran compañero. Soy lo que soy porque Pablo siempre estuvo conmigo, éste es un momento soñado, gracias a todos por su apoyo».

 

Los salones del Tattersall fueron ambientados por Martín Roig. La decoración prioriza el blanco y el negro, y cuenta con un sector VIP en donde se dispuso un living para novios e íntimos.

La recepción (de 300 metros cuadrados) y el salón principal donde se desarrolla el festejo (de 910 metros cuadrados) suman una capacidad total de 640 personas.

El catering está a cargo de EAT, de Tommy Perlberger y Josie Bridge, y propone: bocaditos fríos y calientes, bar de bruschettas, barra de tragos. Entrada: Crabe de cake de centolla, ensalada de choclo ahumado, tomates y palmitos grillados con emulsión de mango y albahaca. Dos opciones como plato principal: 1- Pollo Thai: bifecitos de pollo marinados en curry verde y leche de coco, salteados con mango, espárragos y echalottes, con ensalada de berro y arroz Basmati. 2- Chupín de cordero sobre cous cous de verduras y batatas crocantes, gremolata de hierbas frescas y miel. Y para los vegetarianos: rigattonis salteados con verduras mediterráneas. Postre: Verin Citric con crema mascarpone, sorbet de frambuesa y mix de cítricos.

La torta de bodas blanca está compuesta por cuatro pisos con diseños de bordados de Moira Cakes.

 

 

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí