Se conocieron los resultados de la autopsia al cuerpo de la joven estrangulada en Tigre

0
641

 

El martes 31 de marzo, entre las 3 y las 3:30, un móvil policial encontró el cuerpo de María Florencia Santa Cruz (30) colgado de un alambre de púa con una campera atada al cuello. Fue sobre la calle Benito Lynch y el acceso de la Panamericana, en el partido de Tigre, en la zona norte del Conurbano.

Tres horas antes, de acuerdo con las imágenes que aportaron las cámaras de seguridad del municipio, la joven de 30 años, madre de una niña de 10 e hija de un comisario retirado, fue vista a 150 metros del lugar donde encontraron su cuerpo, suspendido de una pared. No estaba sola. Junto a ella, de bermudas y remera, caminaba Santiago Hernández, un hombre de la zona.

El cuerpo de María Florencia Santa Cruz fue encontrado sobre la calle Benito Lynch y el acceso de la Panamericana, colgado de un alambre de púa con una campera atada al cuello

El cuerpo de María Florencia Santa Cruz fue encontrado sobre la calle Benito Lynch y el acceso de la Panamericana, colgado de un alambre de púa con una campera atada al cuello

En la secuencia, que dura apenas unos segundos, primero se la ve a ella caminando sola, cerca de las 19 hs. Luego, se los ve de espaldas uno al lado del otro, alrededor de las 0.40 hs. Mientras él le habla cerca del oído y gesticula con las manos, Florencia apura el paso. Parece querer sacárselo de encima.

Fue luego de ver esas imágenes que los fiscales a cargo de la investigación: Sebastián Fitipaldi, Diego Callegari y Mariela Miozzo, de la Fiscalía de Género de Tigre, decidieron aprehender a Santiago Hernández. Como se ve en el video, agentes de la Policía Bonaerense fueron a buscarlo a su domicilio, donde vivía con su padre de 80 años.

Esta tarde se realizó la autopsia en la morgue de San Fernando. Fuentes de la investigación confirmaron a Infobae que la joven fue estrangulada manualmente, sofocada y luego ahorcada con la campera de tela de avión que llevaba atada al cuello. El cuerpo fue encontrado pendiendo de un alambre de púa.

Para los fiscales no hay duda: es un femicidio. Los investigadores sospechaban esta mañana que Hernández habría montado la escena para ocultar el crimen tras la apariencia de un suicidio. La autopsia dice lo contrario. En un principio no se habían detectado signos de defensa, pero, tras la autopsia, sí encontraron algunas marcas. El cuerpo también presentaba un desgarro en un orificio, con lo cual se presume que María Florencia Santa Cruz fue violada.

Hernández será indagado mañana.

Santiago Hernández está detenido por el femicidio de María Florencia Santa Cruz.

Santiago Hernández está detenido por el femicidio de María Florencia Santa Cruz. «Es la última persona con la que se vio a la joven”, explican fuentes del caso.

LA PANDEMIA DE LOS FEMICIDIOS

En los primeros 10 días de cuarentena preventiva, al menos 6 mujeres fueron víctimas de femicidio en el país. El conteo -realizado por el Observatorio “Ahora que sí nos ven”- abarca desde el 20 al 29 de marzo y no incluye tres casos que todavía no están confirmados como femicidios (porque se trataría de suicidios o muertes en ocasión de robo), en Santa Fe, Salta y Río Negro. Por otro lado, según constató la línea 144, los llamados se incrementaron un 60% en la provincia de Buenos Aires.

El doble crimen de Cristina Iglesias y su hija Ada, de 7 años, en Monte Chingolo, fue el primer caso que encendió las alarmas durante el confinamiento decretado por el presidente Alberto Fernández. El pasado sábado 28 de marzo, encontraron sin vida ambos cuerpos. Ambas estaban desaparecidas desde el jueves 26. El femicida Abel Romero, pareja de la mujer,fue indagado por el fiscal Jorge Grieco y confesó el crimen.

El pasado sábado 28 de marzo, encontraron sin vida el cuerpo de Cristina Iglesias y el de su hija Ada, de 7 años, ambas estaban desaparecida desde el jueves 26. El femicida Abel Romero, pareja de la mujer, confesó el crimen

El pasado sábado 28 de marzo, encontraron sin vida el cuerpo de Cristina Iglesias y el de su hija Ada, de 7 años, ambas estaban desaparecida desde el jueves 26. El femicida Abel Romero, pareja de la mujer, confesó el crimen

Ayer por la tarde, diversas organizaciones convocaron a un ruidazo que tuvo amplia respuesta en ventanas y balcones. “Por Cristina Iglesias y su hija de siete años, asesinadas por Abel Romero en Monte Chingolo. Por Claudia Repetto, asesinada por Ricardo Rodríguez en Mar del Plata. Por quienes se ven obligadas a cumplir cuarentena con un violento. Los femicidios no se detienen en cuarentena, nuestra rabia tampoco”, aseguró el colectivo Ni Una Menos en un comunicado.

Así, asomadas a las ventanas, como pudieron, miles de mujeres en todo el país se manifestaron mediante el “ruidazo” convocado desde la noche del último domingo para volver a reclamar #NiUnaMenos, #BastaDeMatarnos y #CuarentenaSiViolenciaNo.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí