Sorpresa en Lobería: estaban cosechando trigo y encontraron un cohete espacial

0
366

El insólito hallazgo fue en un campo de esta localidad cercana a Necochea. “Fue lo más raro que encontré en mi vida”, contó Santiago, uno de los hombres que se topó con el singular objeto.

Desde hace cuatro años, Santiago y Matías trabajan como contratistas en un campo de Lobería, ubicado a unos 30 kilómetros de Necochea. Pero hace unos días tuvieron un hallazgo increíble.

Estaban con dos máquinas cosechando trigo, cuando se toparon con un objeto muy extraño en medio del campo: un cohete espacial que había caído en el lugar hacía unos 15 días.

“Es lo más raro que encontré en mi vida”, contó el joven que halló el cohete espacial

Santiago Ucci tiene 43 años. Desde chico se dedica a cosechar campos. “Trabajo de esto prácticamente toda mi vida. Desde que mi papá me llevó por primera vez no paré. Pero este cohete espacial fue lo más raro que encontré en tantos años de trabajo y tantos campos visitados”, detalló en diálogo con TN y La Gente.

Ucci también contó que Matías venía en una máquina, vio el extraño objeto a pocos metros y clavó los frenos. Él venía atrás, nada pudo hacer y se llevó por delante parte de ese material hasta ese momento desconocido.

“Cuando nos bajamos a ver qué era, no lo podíamos creer. Un cohete en medio del campo es algo muy raro. Después nos enteramos de que la empresa dueña del aparato hacía días que lo estaba buscando”.

El cohete dejó un cráter de tres metros en el sueño

“Fue una desgracia con suerte. Cayó en un momento en el que el trigo estaba verde, si no hubiera provocado un incendio tremendo”, dijo el contratista. También recordó que al caer dejó un cráter de unos tres metros en el piso.

“Si hubiera caído en un poblado hubiera generado un desastre. Más allá de la sorpresa, fue algo peligroso, porque el campo está a pocos kilómetros de Necochea.

Tras encontrar el cohete, le avisaron a Rafael Puente, encargado del campo. Entonces se empezó a develar el misterio de cómo el cohete había llegado a ese lugar.

Hacía un tiempo que el hombre había recibido la visita de representantes de la empresa Tlon Space, dedicada a la puesta en órbita de nanosatélites. Ellos nos habían contactado para poner una plataforma de lanzamiento. Hablé con el dueño y no nos pareció lógico”, recordó Puente en una charla con Bichos de Campo.

La empresa no se quedó con la respuesta negativa y convenció a otros dueños a pocos kilómetros de allí para realizar el trabajo. El cohete encontrado fue el Aventura I.

tn.com.ar

Comentarios de Facebook