Testimonios de desesperación

7
48

iracundos

Elecciones 09

Testimonios de desesperación

Por Walter Lázaro

 

¿Intendentes en funciones quieren ser concejales? ¿Gobernador en función quiere ser legislador? No. Pero se postulan para traccionar votos con sus apellidos.

Dicen algunos que no traicionan al pueblo porque el que avisa no traiciona, porque ya de antemano se sabe que se postularán y en caso de ganar la banca no asumirán.

Por empezar considero que si el oficialismo está atravesando una crisis política no es porque la oposición lo condujo a ese punto sino que es único responsable de su accionar y de su relación con el pueblo. Y eso los desespera. De ahí jugar cartas muy fuertes como para asegurarse ganar la primera y segunda mano de este Truco Político para no tener que dirimir en una tercera instancia. Primero adelantar las elecciones para desconcertar y apurar a la oposición y sacudir sus egos personales partidarios en medio del tejido de alianzas. Y un segundo naipe: postulaciones virtuales, o testimoniales como también las han denominado. Lo cierto es que más allá del adjetivo que se les imponga serán candidatos que no asumirán los cargos que votarán los ciudadanos. Pero supongamos el siguiente escenario: si nuestro actual intendente no renueva la intendencia en 2011 o no accede a un cargo legislativo no municipal tendrá en suspenso dos años como concejal a los que con tan solo dejar de lado su licencia podrá acceder. Lo mismo para el gobernador Scioli que en caso de no ganar nada electoralmente en 2011 ya se asegurará un cargo legislativo este 28 de junio. Así que los virtuales no son tan virtuales.

En segundo término, considero que el justicialismo es una fuerza avefénica que se ha ramificado y se impulsa por inercia regenerando modelos a votar para asegurar su hegemonía de candidatos. Y que esos candidatos eran otros nombres para mostrar aires de renovación cuando en realidad, de fondo, son parte de la misma cosa. Ahora, no hay nombres nuevos que encabecen sino que los que están en funciones tienen que poner en juego su apellido y plebiscitar su gobierno. ¿Y si no salen primeros como indican las encuestas hoy por hoy? Otra desesperación.

 

¿Testimoniales de qué?

El testimonio es el elemento que se pasa de un competidor a otro, de mano a mano, cuando se disputa una posta. Cada competidor espera su turno. Recorre un camino determinado y entrega el testimonio a su compañero de equipo para que éste continúe en la competencia. Algunos equipos subirán al podio y otros quedarán abajo con el consuelo: lo importante es competir. Transportándolo al plano político actual, en esta carrera electoral el mismo competidor se pasa a sí mismo la posta. El testimonial además concentra la atención y le quita poder y presencia al que va segundo que es en realidad el candidato que sí asumirá el cargo para el que la ciudadanía depositó su confianza para legislar en el día a día.

Recordemos lo que pasó con Santiago Montoya. El 17 de abril de este año el Recaudador logró ingresar a las arcas de la Provincia de Buenos Aires 303 millones de pesos. (Nótese que en tan solo un día se recaudó semejante dineral). Cifra record en la historia del territorio bonaerense. Ese mismo día lo echaron porque no quiso ser candidato virtual o testimonial.

Si ser testimonial significa acompañar el proyecto del Gobierno K qué necesidad hay que se postulen si en cada acto nombran a la presidenta y piden a la ciudadanía que los apoyen. Y en el caso de Montoya, logró acrecentar las arcas y poner la cara por los K ante la lluvia de insultos y malestar de algunos ciudadanos pero igual lo rajaron. ¿A caso eso no es dar testimonio? ¿A caso esas postulaciones no son una farsa? ¿O por lo menos una muestra de desesperación?

Que mejore lo que tiene que mejorar y que no empeore lo que no tiene que empeorar.

 

Walter Lázaro – Periodista

Semanario La Autentica Opinión

Fotomontaje ilustración: Doctor Lecter

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

7 COMENTARIOS

  1. walter, sos un capo. para mi sos uno de los mejores periodistas que tiene baradero. sos totalmente imparcial, no sos panqueque, no sos camaleon, no te vendes por limosnas, y muy pocos tienen los «huevos» que vos tenes. te felicito.

  2. Que grande el corto Lázaro. Es muy buen periodista el pendex. Y lo mas importante, no se calla nada.

  3. Pregunta a la gente de la alianz… perdon Acuerdo Civico:

    Maroli, si obtiene su banca de concejal, significa que en el 2011 no tiene pensado postularse a intendente (alguien lo puede creer despues de la ultima buena eleccion que hizo?).

    Si es coherente y obtiene una banca en el concejo, en el 2011 no puede postularse a Intendente, porque sino hoy se estaria postulando a un cargo que no sabe si va a ocupar por la totalidad del mandato… no es eso lo mismo que las candidaturas testimoniales? postularse a un cargo al cual va a renunciar?

    Me gustaria que Maroli, me conteste o algun allegado y que se comprometa a que va a terminar el cargo como corresponde… asi queda en archivo… porque la oposicion que critica es la menos coherente!

  4. antes de discutir si las testimoniales son o no legítimas, o éticas, como ciudadanos, deberíamos plantearnos qué clase de concepción política aceptamos: una más cercana a la propuesta por Weber, donde el fin justifica los medios; o una gestión política basada en la ideología de Kant, donde la ética universal se separa de la realidad social, y donde, más allá de los fines, subsisten leyes universales y morales, que no pueden ser quebrantadas.
    Surge, entonces, una cuestión referente a la ética: ¿está bien o está mal que, por un lado, los políticos pidan que los voten y, al mismo tiempo, aclaren que, si ganan, no van a hacerse cargo del puesto, sino que lo delegarán a un suplente? Max Weber analizó el problema de la relación que existe entre la ética y la política, y concluyó en que el político (en tanto acción política) no puede desentenderse de la realidad social. Según éste sociólogo alemán, los políticos no pueden mantenerse fieles a ciertos principios morales universales, ya que, a menudo, la realidad exige ciertas acciones que no condicen con esos principios.

    Esta distinción weberiana se instituyó en el punto de partida de la ética política contemporánea. La teoría de Weber puso de manifiesto la complejidad de la ética política, que no puede renunciar a los fines, pero que debe asumir las consecuencias de sus actos. La aceptación de la tesis de Weber significa dar al político libertad para que alcance los fines sociales del modo que crea más conveniente o eficaz. Claro que este modo de actuar acarrea cierto peligro. Por un lado, que el político goce de ciertas libertades para alcanzar fines sociales de la manera que él considere más conveniente puede generar que el propio fin se desvirtúe. Para que esto no ocurra, muchos pensadores creen que, entre la demanda social (principios y valores comúnmente aceptados, que afectan tanto a los fines como a los medios políticos admisibles para obtenerlos) y la acción política (cosas que hace el político para lograr su objetivo) debe existir una retroalimentación: que la práctica política escoja como punto de partida los fines y principios sociales que ella misma contribuye a crear y desarrollar, y la capacidad crítica de la sociedad se mantenga, a fin de controlar y corregir continuamente la acción política.Situación ideal de pueblos civilizados!!!

    A esta altura, la pregunta sobre la relación ética/política y, por ende, sobre las candidaturas testimoniales, no puede ser otra que: ¿el fin justifica los medios? Si se toma como referencia a Maquiavelo, se diría que el fin sí justifica los medios. Las acciones políticas no pueden ser juzgadas moralmente como buenas o malas. Los medios no encierran un valor en sí mismos, sino que dependen de los resultados que se adquieren con la acción. Maquiavelo también hablaba de una doble moral (una moral para los soberanos y otra moral para los súbditos).

    Ahora bien, desde un punto de vista opuesto a Maquiavelo, la política y la moral no pueden estar separadas. Es decir, los que defienden este punto de vista (los deontológicos) sostienen que la justificación moral de los medios por los fines es negativa. Esta posición determina que hay acciones (negativas) que, a pesar de la bondad de sus fines, no pueden ser justificadas bajo ninguna circunstancia. Desde esta lógica de pensamiento, las candidaturas testimoniales no serían algo legítimo, ya que los individuos tienen ciertos derechos y pueden obligar a aquéllos que ejercen el poder (Políticos) a tratarlos como fines y no exclusivamente como medios. Asimismo, los que sustentan el poder deben acatar obligaciones, según el puesto que ocupan, que les impiden llevar a cabo ciertas acciones. Desde esta clase de pensamiento, los mandatarios tendrían que pensar más en términos de lo que están haciendo, que en sus consecuencias. Para los deontológicos, los derechos y las obligaciones constituyen el origen de las máximas universales (moral universal), que deberían ser respetadas independientemente de los fines propuestos. Algunas de estas máximas atañen a la integridad física, moral y social de las personas.
    Pero claro, no creo que los políticos analicen la política como una ciencia de la mano de la ética: ES MáS , NO CREO QUE ANALICEN mas que , como ir ganando un poder sustentado en la opresión de la comunidad ( no es casualidad que la pobreza haya crecido tan dramáticamente)
    Finalmente, el límite del poder se termina en los derechos de los individuos.

  5. Lenita me parece que estàn muy bien tus referencias a Weber y Maquiavelo, aunque habría que profundizar e incorporar otras miradas para tratar el momento específico que vive nuestra sociedad. En lo que no estoy de acuerdo es en tu párrafo final. Creo que se ha impuesto un discurso que denigra a la política, y que justamente contribuye a que muchas buenas personas se alejen de la misma y esta quede en manos de estructuras desgastadas o en ricos que se acercan a ella para hacerse más ricos. A esto contribuyen diariamente las editoriales mediáticas que trasmiten como noticia lo que sucede en la casa de Tinelli o corren detrás del chimento novedoso y evitan el anàlisis profundo y no coyuntural. Justamente es a través de la política que los derechos se imponen sobre el absolutismo.

  6. JUANJO : Comparto todo lo que decís. La banalización de la política nos hace un daño terrible. La representatividad de los políticos está cuestionada con razón.Ellos se encargan de desprestigiar la tarea que deben desempeñar El sistema está cada vez más desnaturalizado y vacío de contenido. Los medios masivos imponen la agenda. Los partidos políticos no existen y todo está salido de su cauce. Algo debemos hacer para recuperar el rumbo.
    Yo viví en dictadura y voté por primera vez en el 83 con mucha emoción.Mucha gente había dado su vida por la democracia. Mucha violencia política nos había azotado. Hoy no tenemos violencia política (hasta ahorA) pero tenemos una sociedad diezmada por la desigualdad y la violencia se han instalado como parte de la vida cotidiana . Me duele esta democracia corrupta clientelista reducida a la repartija de bienes y favores de todo tipo a cambio del voto. M e duele pero sigo creyendo en ella , sigo creyendo que por la política es el camino. Hoy el camino está lleno de peligros y obstáculos pero tenemos el deber de encontrar la salida sino habremos fracasado como sociedad y no tendremos un destino mejor para las generaciones que vienen

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí