Todavía sigue impune: 21 años del secuestro y crimen de Marisol Pérez

0
1118

Se cumplen 21 años del secuestro y asesinato de Marisol Pérez, un crimen impune donde el o los asesinos siguen entre nosotros.

Marisol, tenía una hija de un año al momento de su desaparición. Roció es hoy una adolescente que al igual que su abuela y tías se pregunta todos los días ¿Por qué no se encontró al asesina de su mamá?.

La familia hizo lo imposible por esclarecer el aberrante hecho, las autoridades encargadas de la investigación no hicieron casi nada o nada.

Baradero no puede permitirse olvidar a Marisol.

unnamed-6-640x480 (1)

En el año 2016, BTI habló con Leticia Houriet, quien en aquel momento trabajaba como periodista y que luego como funcionaria acompañó a la familia en su lucha por la verdad y la justicia, algo que hasta hoy no se pudo lograr:

“Yo por mi labor periodística recuerdo tantos detalles, pero no los voy a mencionar porque seguramente vamos revolver más las heridas que debe tener la familia y sus amigos, pero yo recuerdo perfectamente la desesperación, los días de su desaparición que fueron 15, pero más nada la circunstancia de donde la encontraron y como encontraron sus restos.

Después vinieron las marchas, los reclamos, el involucrarnos, después yo pase a la función pública y siguió batallando su mamá, sus hermanas, increíble fue una madre de pañuelo blanco.

Pero lo que pasa es que todos creíamos que a la larga no podía ser que en Baradero no se pueda encontrar a los responsables. ¿Cómo no íbamos a encontrar aquellos que hicieron semejante desquicio?, pasaron los días, me acuerdo que se acusaron algunas personas, que estuvieron algunos días detenidas, pero que no hubo las pruebas suficientes y al poco tiempo fueron liberadas.

Seguimos como sociedad incrédulos esperando que si esa no eran las personas, halláramos los indicios que nos permitieran saber quien había hecho eso con Marisol, una niña con una criatura de un año, algo que en Baradero era inusual encontrar un cuerpo con las características en las que se encontró. Desgraciadamente el tiempo pasó, la madre continúo golpeando puertas, golpeando juzgados, la municipalidad trato de ayudarla hasta donde pudo. La mamá Rosa fue incansable ella viajaba, iba, venía, tocaba, protestaba, lloraba, siempre parecía que había una esperanza y esa esperanza nunca se concretó.

BD-MARISOL-20-A-BaraderoHoy1

Aparentemente fue el crimen perfecto, por qué cuando vos decís el crimen perfecto quiere decir que hubo un cumulo de factores, entre ellos una mala investigación, para que el crimen sea perfecto.  A mí me parece sumamente extraño.

La cuestión es que a ella la asesinaron en la flor de su vida y hace 17 años que su crimen permanece impune, en una ciudad que en aquella época tenía treinta mil habitantes, es increíble.

Hoy 21 años después tenemos los recursos, tenemos las leyes, tenemos las comisarias, tenemos los castigos, tenemos el botón de pánico y cada 30 horas muere una persona- una mujer-y entonces vos decís pero que pasó, ¿qué es lo que pasa?, pasa que quedan en el camino como están quedando ahora en el camino los niños. Porque si vos te pones analizar no solo la mujer cae para no despertarse y levantarse más, sino quedan las victimas que son sus niños, sin mamá, generalmente ¿Quien es el victimario? la ex pareja o el mismo papá de los chicos por el cual quedan huérfano.

Marisol viene a ser el símbolo de lo que pasó y quedo ahí, nunca se supo que pasó, ni por qué pasó, debe ser más o menos tan doloroso como dar una vuelta con un pañuelo blanco alrededor de la plaza de Mayo. Con una omnipotencia del asesino y una sensación de que la mujer fue el objeto de propiedad de alguien, de tal manera, que pudo ser destruida como se destruye un juguete o como se destruye una silla que no sirve más. Es un tema irresuelto, repudiado y de profunda preocupación en esta sociedad realmente tan extraña, porque los que provocan estas cosas vuelven después a sus casas y hablan con su mamá, sus hermanas, su novia, la vecina del barrio y saludan como si tal cosa.”      

Al cumplirse 17 años, Leticia, en su muro de Facebook, escribió:

«Ella fue mi alumna. Impecable peinado de Rosa, una mami dedicada…impecable cuaderno, impecables ojos buenos. Era bonita…sí… Muy bonita…pero no es lo importante…FUE ASESINADA hace 17 años cuando todavía no hablábamos de feticidios ni de Ni una más…Ni teníamos leyes…ni marchas. Ni Comisaría de la Mujer…ni Mier…

En 17 años…nada sirvió de nada. Porque tenemos marcha, y tenemos Leyes, y tenemos conquista, y tenemos Comisarías, y botones de pánico, y…y…y… y ni Mier…Ahora muere una hermana POR DIA…una alumna…una mujer…una despojada. Te recuerdo siempre Marisol. Te recuerdo observando el paso indestructible pero un poco cansado de tu mamá que luchó siempre por encontrar la verdad. Te recuerdo en la injusticia de un caso nunca resuelto. Repongo tus moños y tu cabello y tu guardapolvo impecable. Y…y…y…y?

¡Tanta pena! ¡Tanta impotencia! Te abrazaremos al caer el sol para pedirte perdón… y que nos creas. MARISOL PEREZ.

Leticia Houriet.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí