Tras ser acusado de usurpador, Damián de Santo explicó la situación de sus cabañas en Córdoba

0
384

Los incendios en Córdoba casi arrasan con el complejo turístico que tiene Damián De Santo hace 20 años en Villa Giardino, una localidad en plenas sierras. La imágenes del actor luchando para que el fuego no queme lo suyo conmovieron a todos pero la historia destapó una historia desconocida: parte del lugar no le pertenece.

Lucas Berubi se presentó en la televisión y contó que desde hace unos años está en un litigio legal con el artista por la usurpación de uno de los lotes que compró su bisabuelo.

El actor admitió en una nota con el diario La Nación el problema: «Hay un juicio de por medio que está encaminado y vamos a esperar que la Justicia decida. No los vamos a discutir en los medios. Estamos tranquilos porque hicimos las cosas bien y no somos usurpadores, esa es la realidad».

«Yo no me puedo hacer cargo de opiniones de la gente. La realidad es una sola, y es la que sabemos él y yo, y punto. Hay un juicio, nunca me escondí y soy de enfrentar siempre las situaciones; también voy a seguir enfrentando esta», sumó.

Sobre los incendios, Damián contó: “El fuego no va a volver, al menos de donde vino, pero de noche vemos humo, así que todavía hay focos de incendio en pastizales. Se supone que se inició por un cable de la empresa de luz que se cortó por el viento, empezó a chisporrotear sobre el pasto y cuando llegaron ya estaba incontrolable, el fuego se extendió y dieron alerta roja. Mucha gente se acercó a ayudarnos y sentís responsabilidad; fue complicado porque le tirábamos baldazos al quincho y se nos caían los pedazos de paja prendidos fuego encima. Fue dantesco”.

Sobre cómo se está manteniendo sin poder trabajar, tanto como actor como la actividad turística del lugar, el actor dijo: “Antes del verano vendimos un terreno y con esto nos mantuvimos hasta ahora, más unos ahorros y préstamos de hermanos, tarjetas de crédito. Si hubiésemos tenido el diario del lunes y hubiéramos sabido del Covid, no hubiésemos invertido parte del dinero que nos quedó de la temporada de verano. Hicimos una movida grande y compramos batas, toallas, toallones, calderas para tener de repuesto, motores. Equipamos los repuestos e hicimos un gasto grande pensando que el año venía bien con las Pascuas y varios fines de semana largos, además de una carrera de mountain bike muy conocida que finalmente no se realizó”.

primiciasya.com

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí