Un elevado precio el que se paga por fumar…

0
121

fumar

Enfisema es sinónimo de destrucción pulmonar, de dificultad respiratoria y de asfixia crónica. Sinónimo de sofocación, ahogo, opresión y falta de aire.

Introducción

El fumar ha sido considerado un acto social elegante que tranquiliza y facilita la comunicación humana. Después se ha aceptado que produces daños en la salud humana y así se ha reconocido que molesta con tos e irritación bronquial, y su relación con el infarto de miocardio y el cáncer pulmonar.

Lo que no es muy conocido, ni de divulgación general, es que puede producir enfisema pulmonar, que es una lenta dilatación y destrucción de los alvéolos disminuyendo la superficie de absorción del oxígeno. El resultado  es una grave, prolongada y devastadora falta de aire y asfixia, que puede durar años hasta que la gran dificultad para captar el oxígeno y para exhalar el anhídrido carbónico acaban causando la muerte.

Un elevado precio el que se paga por fumar...

pulmón normal
pulmón normal

La pérdida de elasticidad de la pared del alvéolo, con la consecuente disminución de la presión dentro de la luz de los bronquios terminales, son características, produciendo durante la fase espiratoria el colapso de esta parte de la vía aérea, dificultándose la salida del aire retenido en el alvéolo.

En el enfisema se produce un aumento de tamaño de los alvéolos debido a la dilatación y/o destrucción de los tabiques interalveolares y de otras estructuras respiratorias.

Ya en 1838, Laennec  estableció que:

Pulmón enfisematoso
Pulmón enfisematoso

 

 

  • Hay una constante asociación entre bronquitis crónica y enfisema

  • Obstrucción bronquial parcial eleva la presión en el pulmón distal al bronquio obstruido

  • Esta elevación mecánica eventualmente conduce a destrucción del tejido

El Enfisema pulmonar es la única patología mayor que no se ha logrado detener, sino que al contrario, muestra un incremento en su morbilidad y mortalidad y que, por su relación con el hábito de fumar, y  con el número de paquetes de cigarrillos consumidos al año, ha puesto en evidencia que el fumar cigarrillos es el principal  gran factor de riesgo.

Las personas que padecen de enfisema no pueden llevar una vida normal porque padecen disnea, que es falta de aire, y falta de energía. Dejar de fumar es positivo porque reactiva el funcionamiento de los pulmones pero aquellos tabiques pulmonares destruidos son irreversibles.

Un elevado precio el que se paga por fumar...

Síntomas

Los primeros síntomas de enfisema suelen presentarse progresivamente en fumadores de más de 40 años y aparecen a los diez años de fumar y cuando gran daño ha sido producido en los pulmones Entre los síntomas más característicos figuran:

  • Cansancio al realizar simples tarea.

  • Tos persistente que en ocasiones acompañada de un componente bronquítico que produce expectoración de flema.

  • Dificultades respiratorias: Sensación de ahogo cuando se hace un esfuerzo y, más adelante, ahogo en actividades diarias, como lavarse, vestirse y preparar la comida. A menudo la persona con enfisema se desplaza con dificultad, lentitud y muchos descansos pues necesita reposar para tomar . En muchos casos se hace inevitable el uso permanente de un balón de oxígeno.

  • Muchos pacientes tienen una pérdida de peso importante.

El enfisema es considerado como la etapa final del proceso denominado Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, condición médica mortal e irreversible.

En las primeras etapas de la enfermedad, la concentración de oxígeno en la sangre está disminuida, pero los valores del anhídrido carbónico permanecen normales. En las fases avanzadas, cuando la enfermedad es más grave, los valores del anhídrido carbónico se elevan mientras que los del oxígeno siguen disminuyendo.

Un elevado precio el que se paga por fumar...

Clasificación

Período 0, que está caracterizado por tos crónica y aumento de la producción de esputo. Los parámetros espirométricos de función pulmonar son todavía normales.

Período I leve – hay una limitación leve del flujo aéreo y generalmente, pero no siempre, también existe tos crónica y aumento de la producción de esputo. En este estadio, el individuo puede ignorar que su función pulmonar es anormal.

Período II moderado – se caracteriza por un mayor deterioro de la limitación del flujo de aire y en general por progresión de los síntomas y dificultad respiratoria que se manifiesta característicamente durante el ejercicio. Este es el estadio en que los pacientes usualmente solicitan atención médica debido a la disnea (respiración dificultosa) o a una exacerbación de la enfermedad.
La presencia de exacerbaciones repetidas tiene un impacto negativo en la calidad de vida de los pacientes y requiere un tratamiento apropiado.

Período III grave – está caracterizado por una limitación importante del flujo aéreo, y además por la presencia de insuficiencia respiratoria o signos clínicos de insuficiencia cardíaca derecha. En este estadio, la calidad de vida se encuentra sustancialmente afectada y las exacerbaciones pueden poner en riesgo la vida de los pacientes

La destrucción de una persona por el enfisema no se muestra porque no es agradable ahondar en el terrible sufrimiento humano que causa. Pero debe destacarse e informar y formar a la juventud sobre la realidad de que el fumar cigarrillos es causa de Enfisema Pulmonar y es la causa de su incremento en morbilidad y mortalidad.

Un elevado precio el que se paga por fumar...

¿No es así?
Al estudiar esta patología provocada por el tabaquismo se plantean una serie de afirmaciones e interrogantes, que son obvios pero que no se plantean por causas también obvias:
No es justo que personas en su mayoría jóvenes y previamente sanas, se encuentren lesionadas y limitadas por el enfisema producido por el tabaco.

Enfermedad perversa, despiadada y prolongada

El enfisema es una enfermedad:

  • Perversa porque es prevenible en cuanto al tabaquismo y este es impulsado por la sociedad. El tabaco es la causa más importante que produce el 90 % de los de enfisema. El 10 % restante es secundario a la polución ambiental (también controlable), la profesión, las infecciones y la herencia genética. 

  • Despiadada porque avanza constantemente y solamente se detiene si se deja el cigarrillo; pero se detiene en el estado en que se encuentra porque la destrucción de los alvéolos es irreversible.

  • Prolongada en el tiempo por sus características de cronicidad y por las dificultades que plantea dejar el cigarrillo por el elevado poder adictivo de la nicotina

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica se desarrolla aproximadamente en el 20% de los fumadores. La incidencia del riesgo de muerte por bronquitis crónica y enfisema es más elevada en los fumadores de cigarrillos que en los no fumadores. Con el paso de los años, la función pulmonar se pierde más rápidamente en los fumadores de cigarrillos que en los no fumadores. Cuantos más cigarrillos se fumen, mayor es la pérdida de la función pulmonar.

El enfisema produce una cruel y prolongada dificultad para respirar, con falta de aire que puede durar años hasta que la sobrecarga del corazón y la disminución del oxígeno sumada al exceso de anhídrido carbónico acaban causando la muerte. Es decir que el proceso natural de la respiración pasa a ser causa de sufrimiento y padecimiento por sofocación.

Una persona que no fuma utiliza el 4 % de su energía en respirar, y en cambio quienes padecen enfisema llegan a utilizar el 80 %. Es decir que el hecho de vivir queda restringido a la conservación de la respiración sin un margen para una verdadera vida.

Un elevado precio el que se paga por fumar

En 1990, un estudio realizado por el Banco Mundial y la OMS acerca de la prevalencia de distintas enfermedades en el mundo, encontró al Enfisema (EPOC) en el doceavo puesto; para el año 2020, se estima que  se ubicará en el quinto lugar. Este aumento proyectado de la prevalencia mundial del Enfisema se debe al aumento del hábito de fumar, tanto en países en desarrollo como en países desarrollados.
Cerca de 600 millones de personas en todo el mundo padecen Enfisema (EPOC), una patología que es la cuarta causa de muertes en el mundo y, según estima la Organización Mundial de la Salud (OMS), se convertirá en la tercera causa de mortalidad en 2025. El tabaco y los ambientes laborales contaminados son la principal causa de la enfermedad.

 

 

 

No es lógico que se venda libremente el tabaco que produce adicción y daños como el enfisema, el cáncer y el infarto.

No es razonable que se permita la adicción a la droga nicotina del tabaco, porque no actúa con violencia y produce las lesiones a largo tiempo.

No es tolerable que se fume ante otras personas haciéndolas partícipes de la inhalación del humo del tabaco.

No es posible que los menores y las mujeres sean inducidos a fumar por la publicidad de las empresas tabacaleras y con la autorización de los gobiernos.

No es coherente que se permita la publicidad y venta de cigarrillos por las ganancias que produce y, a su vez, los sistemas de salud basen su accionar en la «prevención».

No es creíble para los adolescentes que el tabaco produzca tanto daño en cuanto se permite y es legal la venta y consumo de cigarrillos, siendo médicos y docentes sus ejemplos de fumadores.

  • ¿No es increíble?…EL  elevado precio el que se paga por fumar…

Existen tratamientos eficaces y seguros?:

si, deben ser indicados por su médico y  necesitan supervisión, pero el éxito depende en gran medida de la desición de abandonar el hábito, aunque costosos..son una inversión de eficacia comprobada a largo plazo.

PREVENCIÓN: la única manera de prevenir ésta adicción y las enfermedades relacionadas, es NO INICIARSE en el HABITO..

  • SIN LUGAR A DUDAS, ES ELEVADO EL PRECIO QUE SE PAGA POR FUMAR.
  •  

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí