Y la Diferente se calló.

1
3166

“Quien nombra, llama. Y alguien acude, sin cita previa, sin explicaciones, al lugar donde su nombre, dicho o pensado, lo está llamando.
Cuando eso ocurre, uno tiene el derecho de creer que nadie se va del todo mientras no muera la palabra que llamando, lo trae.” E. Galeano 

Hoy me despedí de vos, nuestra querida radio FM Diferente 95.7.

Creo, seguro ,que la partecita tuya que quedó activa, estará en buenas manos.

Fueron casi 19 años de mucho de todo : tantos programas en el aire, tantos jóvenes haciendo taller de radio, cuántos decidieron su vocación y su futuro en esos micrófonos, tanto avance tecnólogico, tantas crisis, tanto de todo.

Casi 19 años muy intensos.

Siempre de mucha lucha y de tantos sueños y desiluciones.

No fue tarea grata, ni mucho menos, apagarte.

Maldije la decisión de acallar tu voz.

Le pedí a Gustavo , valentía, y con dignidad , suavemente no se te escuchó más.

Muy triste , pensé que ganó la ingratitud, la decepción y la crisis.Una Argentina cíclica, donde el que no afana es un gil , o cuando se sequen las pilas de todos los timbres que vas a tocar…. la indiferencia del mundo que es sordo y es mudo recién sentirás . También pensé, que mucho de bueno , ibas a dejar en el el recuerdo de Baradero .

Nada fue en vano, seguramente quedarán  huellas de tu mensaje y estilo : serio, creíble , solidario y libre.

Ya se te extraña mucho querida radio.

Gracias a todos los que nos acompañaron hasta acá.

Gracias eternas Gustavo Bó , por guiarnos con tu alma .(No lo hubieras soportado, por eso te fuiste antes).

Gracias , infinitas a Pablo, María Ester , Darío , José Antonio. Juntos , hasta la última vuelta de llave.

Gracias por tanto FM DIFERENTE 95.7 , más que un sonido en tu vida.

Marcela Garea 

 

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

1 COMENTARIO

  1. Pena saber que esta voz se calla. Solo me senté (frente a Gustavo) una vez en esa cálida y acogedora salita, el estudio de Diferente, pero me sentí en mi hogar. Conociéndola entonces –su clima, su hospitalidad, y las voces amigas que allí se encontraban y desde donde se difundían– entiendo que ese silencio que hoy nace de alguna forma reduce el volumen de la voz de nuestro pueblo .
    Gracias mil por esas casi dos décadas de presencia.
    Hugo Pezzini

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí